Panamá,25º

07 de Dec de 2019

Venezuela

Casi 60 reos murieron en cárceles venezolanas durante el primer semestre de 2019

La población reclusa, insistió, requiere de atención inmediata "no solo de los organismos del Estado, sino de los organismos internacionales"

Director de la ONG Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP), Humberto Prado (d), quien dijo que entre enero y junio "fallecieron 59 reclusos en las cárceles" .

Durante el primer semestre de 2019 murieron 59 reclusos en las cárceles venezolanas, siendo las complicaciones de salud y la violencia las principales causas de los decesos, informó este jueves la ONG Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP), que recopiló los casos.

El director de OVP, Humberto Prado, dijo en una rueda de prensa que entre enero y junio "fallecieron 59 reclusos en las cárceles", de los cuales el 61 % de los decesos fue atribuido a "situaciones de salud" y otro 31 % a violencia.

Prado indicó que enfermedades como la tuberculosis fueron "la primera causa de muerte" entre la población penal, que además padece de hepatitis, malaria y sida.

La población reclusa, insistió, requiere de atención inmediata "no solo de los organismos del Estado, sino de los organismos internacionales".

Prado abogó por el ingreso de la ayuda humanitaria a las cárceles, porque, denunció, los presos mueren por enfermedades y también "se mueren de desnutrición" por causa de "la falta de atención del Estado".

Precisó que desde hace ocho años, cuando se creó el Ministerio de Prisiones, han muerto 2.700 personas detenidas, en tanto que desde la llegada al poder del chavismo en 1999 la cifra se eleva a 7.200 muertes.

En las cárceles venezolanas, lamentó Prado, "el bueno sale malo y el malo sale peor", por lo que calificó a estos centros como "universidades del delito".

"El 50% de la población penitenciaria está recluida por robo, mientras que otro 20% es por drogas", informó.

En este sentido, alertó que más del 57 % de la población reclusa venezolana "está en manos de los pranes", nombre con que se conoce a los líderes de las bandas que controlan los centros penitenciarios y que lo hacen, según Prado, "bajo la complicidad del Estado".

Para Prado, en el caso de las cárceles venezolanas las autoridades no pueden hablar de "ningún logro" ni de tener "el mejor sistema penitenciario del mundo", en vista de no han resuelto problemas como el hacinamiento, el retardo procesal, la violencia, la salud y el tráfico de armas y drogas en los centros de reclusión.