26 de Feb de 2020

Nacional

‘Policía plantó pruebas’

PANAMÁ. El crimen de los pescadores Rigoberto y Dagoberto Pérez, a manos de miembros de la Policía Nacional el pasado miércoles, amenaz...

PANAMÁ. El crimen de los pescadores Rigoberto y Dagoberto Pérez, a manos de miembros de la Policía Nacional el pasado miércoles, amenaza con convertirse en uno de los mayores escándalos que afecta a la institución del orden.

La procuradora de la Nación, Ana Matilde Gómez, dijo que “aquí el problema no es la confusión que pudo haber inicialmente en el operativo, el problema es la manipulación en la escena del crimen y la implantación de la evidencia”, denunció.

El fiscal auxiliar, Luis Martínez, fue el primero en acusar directamente a los uniformados de querer ocultar el crimen.

A su vez, los sobrevivientes del hecho, volvieron a narrar los diálogos que mantuvieron los policías luego de los disparos: “nos equivocamos, esos no son”, aseguran que decían.

La posibilidad de que todo se tratara de un intento de tumbe de drogas en alta mar a manos de la Policía no fue descartada por las autoridades. El comisionado de la Policía Nacional, Francisco Troya, afirmó que los policías involucrados no serán separados del cargo, aunque más adelante dijo que queda en manos del Ministerio Público la decisión de separarlos o no. Entretanto, este caso conmociona a la opinión pública y eleva las alarmas ante el abuso de poder por parte de la Policía Nacional.