Temas Especiales

11 de May de 2021

Nacional

Persiste temor por la violencia en el país

PANAMÁ. ¿Habrá la violencia dado una tregua a los panameños? Este es el mensaje de la última encuesta —del mes de septiembre— que reali...

PANAMÁ. ¿Habrá la violencia dado una tregua a los panameños? Este es el mensaje de la última encuesta —del mes de septiembre— que realizó The Marketing Group para la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá.

Los resultados, que fueron presentados por Domingo Barrios advierten que la percepción que tiene la ciudadanía de la inseguridad bajó 5% con relación a la medición del mes de junio, es decir, quedó en 70%, cifra aún muy elevada.

Barrios destaca que pese a ese avance positivo, la desconfianza que tienen los ciudadanos al salir a las calles es notoria. Este recelo se mide con niveles de temor y se trazan en tres categorías: alto, medio, bajo.

Un factor que se mide es el nivel de temor, que en junio registró 31% para caer en septiembre a un 26%, sin embargo, el nivel medio aumentó, de un 41% en junio a un 44% en septiembre, pero esto para el analista de números, es normal porque en este trabajo con cifras cuando una variable se mueve se ubica en otra baja se traslada a otra para hacer el 100%.

El termómetro de percepción, que se aplica a mil personas entre las edades de los 18 y 69 años, sigue cambiando. Ante la consulta sobre si creían que la inseguridad disminuiría en los meses siguientes, los encuestados mostraron un baño de optimismo. Un 50% señaló que sí consideraba que el problema de resolvería a diferencia del 19% que dijo lo mismo en el mes de junio.

Estos mismos panameños dijeron que se sienten menos seguros cuando salen de sus casas. Esto podría ser consecuencia de varios factores, uno de estos es tiempo que tardan en trasladarse de sus comunidades a los puestos de trabajo.

Uno de los puntales de la encuesta fue la medición del aumento o disminución de la violencia en el país. Sobre este punto, Barrios comparte que en junio se reportó 86% y que en septiembre un 71%. Y aunque marque una merma es una gran mayoría, la que piensa que la violencia les preocupa. “Es la primera vez desde que se hacen estas encuestas, en 2007, que este renglón muestra un enfriamiento”.

Barrios dijo que según las estadísticas de la Policía Nacional, en Panamá se cometen unos 50 delitos diarios y unas 60 reacciones por parte de este brazo de seguridad, sin embargo, en los últimos meses la Policía ha variado de una acción reactiva y está saliendo a las calles, pues registran unas 200 acciones para esa misma cantidad de actos.

Para el ex director de la Policía, Oswaldo Fernández, es un clamor general que la inseguridad mejore, cambie, aunque la modalidad delictiva también cambia.

Sobre una evaluación del plan de seguridad del gobierno, Fernández considera que es muy pronto para sacar conclusiones. “Es una administración que está iniciando”.

El profesor Marco Gandásegui discrepa con las cifras del gremio empresarial. “La violencia y la delincuencia ha aumentado en los últimos 12 meses, para ello hay que ver las cifras de la Policía Nacional, que en homicidios, dice que ha aumentado un 12% en lo que va del año”.

El sociólogo piensa que esas cifras son producto de una política pública equivocada,

que si se reemplazan podrían dar como resultado una disminuciónh en el futuro de los índices delictivos. Salud y Educación son los dos aspectos que el Estado tiene que reforzar.

Toda esta información permitió que ayer en la tarde el Ministerio de Gobierno y Justicia (MINGOB) y la Cámara de Comercio e Industrias y Agricultura de Panamá (CCIAP) firmaran un acuerdo de intercambio de información relacionada con temas de seguridad en el país, con el fin de que los ciudadanos puedan tener accesos a datos estadísticos.

Mientras tanto, las autoridades parecen dispuestas a darle la batalla a la inseguridad y la violencia, aunque la percepción de que el trabajo se está haciendo de forma integral no es convincente para la mayoría de los ciudadanos, principalmente, en la ciudad capital y las capitales de provincia.