Temas Especiales

30 de Jun de 2022

Nacional

EE.UU. reactivará radar en Costa Rica

Nación - San José: El Gobierno de los Estados Unidos reactivará un poderoso radar en Guanacaste para detectar aeronaves y lanchas del na...

Nación - San José: El Gobierno de los Estados Unidos reactivará un poderoso radar en Guanacaste para detectar aeronaves y lanchas del narcotráfico internacional. Así lo anunció esta mañana, Paul A. Trivelli, Subcomandante Civil para el Comandante y Asesor de Política Exterior del Comando Sur del ejército de los Estados Unidos.

El funcionario también reveló que destinarán unos $15 millones para impulsar diversos programas de colaboración con los cuerpos policiales costarricenses. Parte de esos recursos vienen siendo invertidos en la construcción de una base y escuela naval en Caldera, cantón Central de Puntarenas. También en la construcción de un almacén para la Comisión Nacional de Emergencia (CNE) y en ayuda médica para cientos de personas atendidas recientemente en los cantones de Turrialba y Talamanca.

En relación con el radar, Trivelli precisó que funcionará en el mismo lugar en el que estuvo instalado hasta 1995 cuando lo cerraron tras varios años de operación. Operará en un sitio de difícil acceso, protegido las 24 horas por la Policía, en Cerro Azul de Nandayure, provincia de Guanacaste. El funcionario, quien hasta el año anterior fungió como embajador de los Estados Unidos en Nicaragua, insistió en la necesidad de fortalecer la lucha contra el narcotráfico internacional. El radar será “de los más modernos” y permitirá la detección de aeronaves sospechosas, o bien, de embarcaciones en el Pacífico o el Caribe nacionales. Actualmente, las autoridades costarricenses reciben frecuentes reportes acerca de aviones misteriosos pero no pueden hacer nada para evitar que invadan el espacio aéreo nacional.

El Comando Sur también brindará diversos equipos para la Fuerza Pública y coordinará la capacitación de un número no precisado de policías. Trivelli fungió como Ministro Consejero en la Embajada de Tegucigalpa, Honduras, de julio de 1998 a julio del 2002. Fue director de la Oficina de Asuntos Centroamericanos en la Oficina del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado de Estados Unidos, en Washington D.C., de julio del 2002 a noviembre del 2003.