Temas Especiales

02 de Apr de 2020

Nacional

Dos niños de Slumdog Millionaire podrían perder su ayuda económica

Dos de los niños actores que saltaron a la fama tras protagonizar la película ganadora de ocho Oscar, Slumdog Millionai...

Dos de los niños actores que saltaron a la fama tras protagonizar la película ganadora de ocho Oscar, Slumdog Millionaire, podrían perder el sueldo que los productores de la película les han asignado mensualmente, según ha declarado Noshir Drawala, uno de los fideicomisarios.

Azharuddin Mohammed Ismail, de 11 años, y Rubina Ali, de 10, no han cumplido parte del acuerdo que sólo les permite faltar un 30% de las clases. Cada uno, podría perder los 80 euros mensuales que les suministran el director y los productores de la exitosa película.

Actualmente, Azhar ha acudido a sólo el 37% de las clases, mientras que Rubina ha asistido al 27%. Los padres de los chicos han atribuido este absentismo a diversos motivos familiares, entre ellos la muerte de algunas personas de la familia.

El encargado del fideicomiso ha dicho que a pesar de esto, la mayor parte del tiempo los niños se la pasan viajando al extranjero. "Es patético. Están viajando constantemente y eso está bien, pero que lo hagan los fines de semana para que no tengan que sacrificar la escuela", ha dicho el responsable del fideicomiso.

El director de la película, Danny Boyle, y el productor, Christian Colson, también se han pronunciado sobre este tema. "Estamos muy decepcionados de que la asistencias al colegio por parte de Azhar y Rubina siga siendo tan irregular.

Hemos reiterado a las familias que deben cumplir su parte del acuerdo, que incluye que sus niños deben asistir al colegio regularmente", han declarado los profesionales del cine. El padre de Rubina, Rafiq Qureshi, ha indicado que la niña no estaba yendo a la escuela porque su choza fue destruida y ella sufrió un corte en la pierna con un trozo de vidrio. "No volverá a pasar", ha asegurado.

Por su parte, la madre de Azhar, Shameen Ismail, ha dicho que su hijo ha faltado a clases durante los últimos dos meses porque estaba inconsolable tras la muerte de su padre, quien falleció en septiembre a causa de tuberculosis.

El acuerdo entre los productores de Slumdog Millionaire incluía, además, nuevas casas para los menores. Azhar ya ha cambiado la chabola en la que vivía por un piso en Bombay, aunque el costo es elevado y el padre de Rubina piensa que el gobierno debe hacerse cargo de la diferencia.

Por el momento, la familia de la pequeña continúa viviendo en su antigua choza. Las condiciones del fideicomiso establecen a Azhar y Rubina que las casas estarán a sus nombres una vez que hayan cumplido la mayoría de edad, aunque para esto también deberán haber finalizado el instituto.