Temas Especiales

03 de Mar de 2021

Nacional

¿Los semáforos pasaron agachados?

PANAMÁ. En agosto del año 2007, el ex director de la Autoridad de Tránsito (ATTT) Severino Mejía firmó un contrato con Francisco Fernánd...

PANAMÁ. En agosto del año 2007, el ex director de la Autoridad de Tránsito (ATTT) Severino Mejía firmó un contrato con Francisco Fernández Naves de la empresa Telvent Tráfico y Transporte S. A. , donde se acordaba equipar a la ciudad con un sistema centralizado de semáforos.

Eran 180 intersecciones de la ciudad que tendrían nuevo equipo de semaforización comunicados en red hasta un centro de mando.

Tanto la licitación como la firma del contrato en aquel tiempo pasaron desapercibidas ante la opinión pública, pero el tema tomó popularidad desde el 14 de mayo de 2008 cuando el ex presidente Martín Torrijos dio a conocer el Programa de Transporte y Movilidad Urbana, Transmóvil, que tenía como principal objetivo eliminar al sistema de buses “diablos rojos”, pero además tenía otros componentes entre los cuales destacaba la semaforización.

El Transmóvil tuvo serias complicaciones legales de las cuales la Sala Tercera de la Corte Suprema de Justicia emitió dos fallos resolviendo provisionalmente las demandas que surgieron contra el plan.

El primero de ellos suspendió los efectos de la Resolución JD 46 de la ATTT que fijaba indemnización de 25 mil dólares a los dueños de buses de la ciudad. El siguiente fallo de la institución suspendió también “provisionalmente” la validez de la Resolución JD 48 de la ATTT que declaraba “estado de emergencia” para ejecutar el “Programa de Transporte y Movilidad Urbana o Transmóvil”. Aunque la Corte emitió dos fallos provisionales, todo lo concerniente al proyecto quedó paralizado, sin embargo los semáforos inteligentes pasaron agachados a dicha decisión.

“INSTALACIÓN DEBIÓ PARAR”

El abogado Víctor Martínez, quien hizo ambas demandas a las resoluciones del proyecto ante la Corte, asegura que el gobierno actual no debió darle seguimiento a la instalación de los semáforos pues estos formaron parte del Transmóvil, suspendido por la Corte.

Sin embargo, el ingeniero Heraclio Batista quien fungió como director de la ATTT cuando se lanzó el plan Transmóvil asegura que “los semáforos no tenían nada que ver con el Transmóvil”.

Batista, explica que cuando se adjudicó el contrato de los semáforos (2007) fue mucho antes de crear el Transmóvil (mayo 2008). Al indargarlo sobre el logo del Transmóvil que llevaba entre sus componentes los símbolos de la semaforización dijo “el Transmóvil era un programa, un concepto, no solo tenía eso (semáforos), tenía un montón de cosas” entre las que recordó comodidades para discapacitados.

Mientras que Batista separa la semaforización del plan Transmóvil, la jefa de operaciones de la ATTT, Amarilis Ulloa sí reconoció que “en su momento formó parte (los semáforos) cuando diseñaron esa campaña (Transmóvil)”, pero aclara que la licitación de dichos aparatos fue en el año 2006 y en 2007 se adjudicó. “Como recuerdas en esos nueve componentes había educación vial, estacionamientos y de ahí fue que lo adoptaron (semaforización) pero venía de mucho más atrás”, aseguró.

Con respecto a los fallos emitidos por la Corte en abril de este año, donde se suspendió el proyecto, Ulloa comenta: “No soy abogada, pero entiendo que se suspendía la indemnización y compra de los buses”, sin embargo la conclusión del fallo dado por la Sala Tercera no hace excepciones en la suspensión del plan Transmóvil. Ver documento.

El abogado Martínez sostiene que el tema es de preocupación pues la Corte aún no ha dado un fallo definitivo sobre el tema.

“La Corte suspendió todo eso, qué va a pasar cuando resuelvan el caso definitivamente”, se pregunta.

Según el Contrato 30, la instalación y operación de los semáforos constaría en dos etapas 22.3 millones de dólares de los cuales “no se ha entregado ningún centavo”.