Temas Especiales

02 de Jun de 2020

Nacional

José Almengor reitera que nunca fue nombrado Secretario de Seguridad

Como respuesta a la advertencia de inconstitucionalidad presentada por el abogado constitucionalista Miguel Antonio Ber...

Como respuesta a la advertencia de inconstitucionalidad presentada por el abogado constitucionalista Miguel Antonio Bernal el pasado viernes ante la Asamblea Nacional de Diputados en contra del Magistrado designado, José Abel Almengor, éste último acalaró hoy en Encontremos Soluciones que nunca fue nombrado como Secretario Ejecutivo de Seguridad en la Presidencia de la República.

"No he sido nombrado como Secretario", acotó de manera tajante Almengor, y añadió que por lo tanto jamás ha ocupado un puesto "con mando y jurisdicción" tal como afirma Manuel Antonio Bernal.

Almengor presentó a la comunidad el decreto de nombramiento que hizo el señor Presidente, quien mediante decreto ejecutivo del 8 de julio de 2009 le nombró "asesor segundo", con funciones específicas relacionadas a la organización de la Secretaría de Seguridad, adscrita al ministerio de la Presidencia. "Por razones presupuestarias el cargo entraría en vigencia en el 2010", añadió.

El Magistrado designado por el presidente Ricardo Martinelli insistió en que "se creó un cargo, más no existe un nombramiento de mi persona con respecto al mismo. Este cargo va a tener partida presupuestaria a partir de 2010 cuando habrá un nombramiento formal".

José Almengor dijo además que en su momento envió toda esta documentación a la Comisión, que a su vez la hizo llegar a la Asamblea Nacional para su verificación y respectiva aclaración de la advertencia acogida.

El ex fiscal se mantuvo firme ante las objeciones recibidas por detractores, que a su juicio solo se han basado en supuestos o "bochinches", sin ninguna validez legal o argumentación probatoria, pero que a pesar de ello ha remitido una explicación de todas y cada una de estas objeciones con sus certificaciones correspondientes.

Rechazó nuevamente la campaña de anónimos que se ha levantado en su contra, con el único fin de perjudicarlo, pero entiende que por su cargo de fiscal de drogas hubo personas que se sintieron afectadas y que al carecer de argumentos que les permitiera llevar una acción judicial con la que obtener una sanción en su contra apelaron a todo tipo de acusaciones sin asidero legal. Cuestionó el llamado realizado por la Asamblea para acoger nuevas denuncias.