22 de Feb de 2020

Nacional

¿A la medida de Odebrecht?

PANAMÁ. Hasta hoy, cualquiera puede pensar que la precalificación del metro tiene nombre y apellido: Norberto Odebrecht.

PANAMÁ. Hasta hoy, cualquiera puede pensar que la precalificación del metro tiene nombre y apellido: Norberto Odebrecht.

Hay motivos para pensarlo, el pliego de cargos de este filtro que pretende eligir a un máximo de seis empresas para ir a la licitación parece dejar la balanza del lado de la multinacional brasileña.

Según el documento para que la Secretaría del Metro de Panamá (SMP) tome en cuenta la oferta de las firmas se tendría que contar con un elemento muy importante: la experiencia en construcción de obras civiles en Panamá.

Y aunque en el proceso se alistaron 72 empresas, no sólo expertas en construcción de metros sino suministradores de rieles y de software, la ruta en cuanto a experiencia local lleva hasta Odebrecht.

El documento establece que para llenar este requisito hay que “demostrar” una experiencia en la construcción de obras en los últimos siete años y que estas obras no estén valoradas debajo de $35 millones y alcancen un valor de $150 millones o lo sobrepasaran. Llenar este requisito le significa a la empresa que lo sustente, un máximo de 13 puntos, mientras que la evaluación más baja será apenas de un (1) punto.

LOS PUNTOS DE ODEBRECHT

De las empresas inscritas para la precalificación y que han laborado en Panamá, ninguna cumple este ítem.

Pero Odebrecht está sobrada. Entre abril de 2008 a la actualidad ha culminado tres obras civiles con Panamá y otras dos las está desarrollando.

El primer trabajo fue el proyecto de riego y agroexportación “Remigio Rojas” implementado desde 2008 en Chiriquí, por $62 millones, y entre junio de 2006 y 2008 construyó la Autopista Madden-Colón, por un contrato de $215 millones. En el 2007 comenzó a construir la Cinta Costera por $189 millones y en octubre del año pasado, la administración actual firmó contrato por $52 millones para que la misma empresa realice la extensión de la Cinta Costera hasta San Felipe.

Todo esto, más el contrato para el proyecto del saneamiento de la bahía por $360,6 millones, le suman unos $878 millones en obras y en menos de siete años.

En contraste, participantes como ICA S.A., constructora del Corredor Sur (de 21 kilómetros) con una inversión de $ 22 millones inauguró su obra, pero en el año 1999.

Bilfinger Berger por su lado se adjudicó el contrato de $104 millones para construir el Puente Centenario, abierto al tráfico desde 2005. Más reciente la empresa Española Sacyr-Vallerhermoso participando en el consorcio Grupo Unidos por el Canal obtuvo contrató de $3,118 para la ampliación del Canal,mientras que Meco S.A. junto a ICA S.A. por dos contratos de $36 y $267 millones se encargan actualmente de hacer excavaciones en el área de la ampliación.

ENTRA LA SUSPICACIA

La suspicacia saltó a la palestra el mismo 19 de enero pasado cuando la Secretaría del Metro se reunió con representantes de las empresas interesadas para así resolver las dudas. ¿Y qué resultó? Los términos sobre la experiencia en Panamá que debe tener la empresa que gane la licitación, fueron blanco de rechazo entre las constructoras extranjeras, las cuales ven en ese requisito un punto excluyente.

La inquietud consta en el acta oficial de aquella reunión. En el documento, las respuestas del secretario del metro, Roberto Roy se resumieron en una frase: “lo tomaremos en cuenta”.

El tema trascendió las paredes de la Casa Amarilla —escenario de la reunión—. En el programa televisivo “Debate Abierto Dominical” el presidente del Partido Popular (PP), Milton Henríquez, se hizo eco de esta controversia.

Henríquez dijo después a La Estrella que la preocupación de los inversionistas se resume en que hasta ahora el proyecto está creado con un camino que lleva a una sola empresa. “La preocupación es por la imagen de Panamá ante el mundo y además peligro en el fisco porque sería una empresa cobrando lo que quisiera”, expresó.

LA INVITACIÓN CARIOCA

Meses antes, el 29 de noviembre de 2009, otro hecho que llamó la atención fue el recorrido del mandatario Ricardo Martinelli y el vicepresidente Juan Carlos Varela en el metro de Lisboa.

El paseo se dio previo a una cumbre de jefes de Estado en Portugal.

En las imágenes, la comitiva panameña sonríe mientras reciben explicaciones del funcionamiento del metro. Aquella reunión fue organizada por la empresa constructora brasileña Norberto Odebrecht, la cual se ha adjudicado unos 150 kilómetros de líneas de metro y 280 kilómetros de túneles su participación en construcción de nueve sistemas de metro en América y Europa.

¿CASUALIDAD?

A dos meses de aquel encuentro, Odebrecht, se alistó para competir por el metro y parece aventajada sobre otras empresas de renombre en todo el mundo.

El secretario ejecutivo del metro, Roberto Roy asegura que “es totalmente falso” que el pliego se haya diseñado para favorecer a Odebrecht. El ingeniero agregó que entre hoy y el viernes se tendrán cambios en el documento para las empresas que quieren estar en la licitación. “Queremos lo mejor para Panamá”, dijo Roy, quien reconoció “hemos reaccionado por solicitudes de las empresas europeas.. habrá mayor flexibilidad en los puntajes para hacer el proceso más competitivo”.