09 de Dic de 2022

Nacional

Más de 200 mil morosos de basura

PANAMÁ. “Hoy sólo salieron a trabajar cuatro camiones recolectores de basura”. Ésta era la expresión del alcalde de Panamá, Bosco Vallar...

PANAMÁ. “Hoy sólo salieron a trabajar cuatro camiones recolectores de basura”. Ésta era la expresión del alcalde de Panamá, Bosco Vallarino el miércoles por la mañana.

El alcalde aseguraba que 22 camiones que requieren una reparación urgente no la pueden tener, porque no hay dinero.

La situación la atribuye a la morosidad. Y es que ésta se ha ido acumulando con la misma prontitud como se acumula la basura en la ciudad. La realidad es que la deuda es dramática y atenta contra uno de los servicios básicos de la población porque los equipos disminuyen y no hay ni como repararlos y menos como invertir para adquirir otros nuevos.

Los datos recabados por la Dirección Metropolitana de Aseo Urbano y Domiciliario (Dimaud) revelan que en los 21 corregimientos de la ciudad donde atienden 189 mil 802 clientes residenciales, 175 mil 602 tienen deudas desde un mes y más de tres meses con la institución.

En el distrito de San Miguelito donde las quejas por la recolección de basura también se han convertido en el pan de cada día, la facturación alcanza a 66 mil 429 clientes y de éstos 43 mil 320 está moroso, según los informes recientes de Revisalud, la empresa privada que recoge los desechos en aquel distrito.

En total, entre ambos distritos hay 218 mil 922 personas que no pagan el servicio de recolección de basura y suman una deuda de $61 millones.

BUSCANDO SOLUCIÓN

La alerta se ha extendido entre las distintas instituciones vinculadas en el cobro de la tasa de aseo y de los que no tienen que ver directamente con el cobro.

Los alcaldes, los encargados de la recolección de desechos , el Instituto de Acueductos y Alcantarillados (Idaan) y hasta varios ministros de Estado están en busca de una solución integral además de Panamá y San Miguelito para la provincia de Colón.

El alcalde de San Miguelito, Héctor Carrasquilla, considera que la única manera de lograr un solución al problema de la morosidad es que todas las autoridades se unan. “Nosotros también somos responsables dentro de esta situación no nos hemos sustraido de la realidad”, aseguró.

En la Dimaud están impotentes frente a la deuda que alcanza $45 millones para el distrito de Panamá, “por el momento solo podemos apelar a la buena fe de los usuarios para que paguen ” comentó el vocero de la entidad, Basílides Castillo.

Actualmente, estudian todos los mecanismos posibles para recuperar lo que no se les ha pagado. Entre estas alternativas está la incorporación de un paz y salvo municipal y “ejercer el cobro coactivo” es decir, a la fuerza, sin embargo afirman que aún no hay una acción concreta.

Entre otra de las medidas que mencionan está hacer llamadas a los usuarios, establecer sistema de denuncia de morosos a través de líneas calientes y la visita de inspectores de cobro, casa por casa. No se descarta el acuerdo con los medios de comunicación para alcanzar a los que adeudan.

La medida manifestada por el alcalde Vallarino, sobre sacar la tasa de aseo de la facturación del servicio de agua potable del Idaan fue descartada aunque el tema también preocupa a esa institución a la cual no se le hace rentable tener una plataforma de cobro para un servicio que más de 200 mil personas no pagan en la ciudad.

El alcalde San Miguelito cree que la morosidad ocurre principalmente por bajos recursos económicos y además por la confusión de pagar facturas separadas de agua y basura. De cualquier modo es un círculo vicioso que afecta a la salud.