Temas Especiales

02 de Mar de 2021

Nacional

Acusan a voceros del Gobierno de intolerantes

La secretaria legal del Partido Revolucionario Democrático (PRD), Aura Mora, sostuvo ayer un duro cruce de palabras con la ministra de T...

La secretaria legal del Partido Revolucionario Democrático (PRD), Aura Mora, sostuvo ayer un duro cruce de palabras con la ministra de Trabajo y Desarrollo Laboral (MITRADEL), Alma Cortés, en especial después de que la funcionaria la acusara por todos los crímenes cometidos por el PRD en el pasado. “Yo no maté a nadie”, dijo Mora después de la fuerte acusación que le hiciera Cortés.

“En primer lugar yo no represento a ningún asesino, pertenezco a una juventud y a una nueva generación del PRD que tiene las manos limpias”. Añadió que es PRD a mucha honra y que se someterá al escrutinio público, si fuese necesario, porque no tiene nada que ocultar.

Mora acusó a Cortés y a los voceros del Gobierno de intolerantes, y les criticó por menospreciar a los grupos de la sociedad civil, olvidándose que “no tenemos que pedir nombres para escuchar las protestas de la gente”.

Cortés, que insistía en el programa Debate Abierto de ayer que el Gobierno tiene un rostro, a diferencia de los grupos de la sociedad civil que se ocultan tras los gremios y se niegan a dar la cara, fue acusada por Mora de intolerante en varias ocasiones.

Dijo además que nuestra democracia demuestra que hay intolerancia porque cuando se piden nombres es sencillamente porque vas a atacar a esas personas. Se siente un grado de intimidación que surge desde la estructura misma del Gobierno.

“Yo tengo rostro y represento un partido, pero también me represento a mi misma como ciudadana, y espero que me escuchen primero, aunque no tenga razón, porque tengo derecho a ser escuchada”.

Increpó a Cortés por la actitud tomada luego de la presentación de miembros de la sociedad civil ante la Comisión Internacional de Derechos Humanos (CIDH), pues a su juicio lo sensato era que se miraran las quejas de esta sociedad civil, porque este país no es perfecto.

“En lugar de atacarlos miremos cuáles fueron las quejas y tratemos de arreglarlas, pero esto no fue lo que ocurrió”. “No podemos atacar las cosas sin pretender mejorarlas”, cuando la posición es que debemos corregir para enrumbar al país por un sendero de paz y desarrollo.