Temas Especiales

04 de Mar de 2021

Nacional

Se ha desprestigiado la imagen del ex presidente Balladares

En el caso que se le sigue al ex presidente Ernesto Pérez Balladares ha habido mala intención, un deseo intencional de desprestigiar su ...

En el caso que se le sigue al ex presidente Ernesto Pérez Balladares ha habido mala intención, un deseo intencional de desprestigiar su imagen y causarle daño moral, “porque para él ha sido muy duro y para su familia, todo lo que ha pasado. El verlo señalado por algo tan deleznable como el lavado de dinero”, cuando según una de sus voceras oficiales, Mariela Sagel, durante su administración fue uno de los temas que más combatió.

En una entrevista realizada para el programa radial Habla Ahora, Sagel recordó el operativo de búsqueda que se desarrolló para conducirlo a rendir declaración, con un despliegue de unidades que ni siquiera se había visto durante la invasión norteamericana a Panamá. Evidentemente el objetivo era desprestigiarle, y si bien se abstuvo de señalar a algún personaje, sí confesó que se trató de un conjunto de organismos del Estado.

El grupo de vocería que ella integra, y donde participan personas afectas al ex mandatario de la Nación, gente que cree en él como persona y lo apoya, trabajando de manera “ad honoren”, se ha visto sorprendido por la acusación de blanqueo de capitales que consideran que “no tiene ni pies ni cabeza” y prueba de ello es cómo se ha caído el caso, ya que “sólo puede haber blanqueo o lavado cuando la procedencia del dinero es ilícita”. El dinero, en el caso de Pérez Balladares es totalmente lícito, toda vez que el negocio de los casinos es lícito.

Sagel cuestionó también que desde el comienzo el proceso estuvo viciado, primero porque se le negó un juez, luego porque debido a presiones recibidas a través de artículos del diario La Prensa la procuradora Gómez se vio motivada a abrir el caso hacia el mes de septiembre. Llega el punto en el que un fiscal se abroga el derecho de aplicarle una medida cautelar de casa por cárcel, y de igual manera le concede la libertad después, de la noche a la mañana y sin fundamento alguno.

Después se le negó en dos ocasiones la fianza, y cuando se le dio fue astronómicamente alta, a tal punto que el ex Presidente no la consignó, pues se trataba nada más y nada menos que de 5 millones de dólares.

El delito, dijo Sagel, está en haber basado todo un caso en publicaciones realizadas por un diario local, y como la Unidad de Análisis Financiero permitió que un periodista pudiera fotografiar todos los cheques.

Reafirmó durante su intervención que a Balladares “se le ha negado el derecho que tiene todo ciudadano dentro del marco de un debido proceso”.

“Todo esto se ha llevado mal, y por eso así como un día lo dejaron en su casa, otro día le dijeron que podía salir de su casa, para que veamos cómo está la justicia en Panamá”.