Temas Especiales

28 de Nov de 2020

Nacional

“La transacción está en proceso”

PANAMÁ. Esta vez el ministro de Economía y Finanzas, Alberto Vallarino, prefirió dar las explicaciones personalmente.

PANAMÁ. Esta vez el ministro de Economía y Finanzas, Alberto Vallarino, prefirió dar las explicaciones personalmente.

La tormenta desatada alrededor del traspaso del Hotel Bristol Buenaventura de una de sus sociedades a otra, debía ser aclarada.

La versión de Vallarino, a la sazón el dueño de Grupo Verdeazul, que maneja ambas sociedades plantea dos elementos básicos.

El primero es que el traspaso del hotel no se ha dado aún, y el segundo es que la Autoridad de Turismo de Panamá (ATP), cometió un error en la Resolución del 22 de marzo de este año en la que accedió a reemplazar a Desarrollo Turístico Buenaventura por The Bristol Resort en el registro de turismo de la ATP.

“ESTÁBAMOS ESPERANDO”

Vallarino dijo a LA ESTRELLA que la transacción del 6 de octubre de 2009, se concentró en el terreno donde está el hotel.

Ese día se firmó la escritura entre Desarrollo Turístico Buenaventura y The Bristol Resort en la que esta última compró el terreno. “La finca, nadie habló de las mejoras”, dijo Vallarino al profundizar sobre el traspaso.

La razón para dejar el hotel en manos de Desarrollo Turístico Buenaventura es que como The Bristol aún no estaba inscrito en el registro de turismo, era estratégico mantener al Bristol Buenaventura bajo el paraguas de la ley de Turismo.

“La ATP demoró, por eso cuando salió la resolución, hace dos semanas, no nos pusimos a ver esos detalles”, explica el ministro... “Queríamos avanzar con el proceso”..

EL ERROR DE LA ATP

Pero la resolución de la Autoridad de Turismo, publicada en Gaceta Oficial el 14 de abril de 2010, decía en uno de sus considerándos que se había vendido la finca y las mejoras. “Nosotros nunca dijimos eso. En el memorial de Buenaventura y en la escritura hablamos de la finca”, agrega.

Es decir la venta del hotel solo apareció en la resolución de la ATP y nadie en Grupo Verdeazul se explica por qué.

De acuerdo con Vallarino sacar al hotel de los libros de Buenaventura “descapitalizaría a nuestra empresa insignia en el desarrollo turístico.. ¡Cómo voy a hacer algo así!...”

Entonces Vallarino hizo algo de remembranzas. “Mire yo compre esa finca en tiempos del presidente Endara (1993) esos eran potreros y en ese tiempo ese era el valor (1,100.86) ”.

“Que ahora valga mucho más es otra cosa. ¿Cuestión de suerte?”. Se pregunta y sin dar mucho tiempo, él mismo responde: ¡No, es asunto de visión!

UNA TRANSACCIÓN POCO COMÚN

En la cita con el ministro Vallarino, también estuvo su abogada, Mercedes Araúz de Grimaldo. “Hemos tenido varias cosas que resolver”, dice la abogada.

Cuenta que la empresa que construía el hotel quebró y muchos de los permisos y avalúos dependían de ellos. “Pero bueno ya estamos resolviendo eso”, dice mientras suspira.

“Ahora sigue la otra parte, vamos en etapas”, añade Araúz de Grimaldo.

EL ALQUILER

“El que más apuro tiene en poder hacer el traspaso soy yo”, dijo el ministro, pues mientras esperaban a la ATP han tenido que pagar miles de dólares en impuesto porque Buenaventura le alquila el hotel a The Bristol. El traspaso del hotel se calcula en millones de dólares.