Temas Especiales

03 de Jun de 2020

Nacional

Empresa privada preocupada por uso del ITBMS

El ex presidente del Colegio de Economistas de Panamá, Adolfo Quintero, es uno de los tantos profesionales que ha dejado ver su preocupa...

El ex presidente del Colegio de Economistas de Panamá, Adolfo Quintero, es uno de los tantos profesionales que ha dejado ver su preocupación por los nuevos impuestos que ha creado la presente administración, en especial el incremento al 7% en el Impuesto a las Transferencias de Bienes Corporales Muebles y la Prestación de Servicios (ITBMS).

Para Quintero este impuesto le resta poder adquisitivo a los panameños por lo que espera que la política fiscal del Gobierno de Ricardo Martinelli trabaje responsablemente en la disminución de su carga burocrática para que el dinero se utilice en proyectos que incidan en la población.

Por su parte, el actual presidente de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura, Fernando Arango Morrice, coincidió con el economista Quintero al afirmar que “no podemos usar el dinero de estos nuevos impuestos en gastos de planilla” ni en la operación del Gobierno. Los 280 millones de dólares adicionales que podrían ingresar a las arcas del Estado sólo con el incremento del ITBMS, deben ser empleados en proyectos de interés social o que beneficien a las grandes mayorías.

El presidente Martinelli dijo que el dinero será empleado para las prometidas “becas universales” y para hacer frente a los gastos del recién creado Ministerio de Seguridad Pública, al mando del ministro José Raúl Mulino.

A partir de este jueves 1 de julio una amplia lista de artículos pagarán en lugar de 5% un 7% de impuesto, entre ellos: artículos de belleza y uso personal, artículos de limpieza, artículos para el hogar, ropa, calzados, electrodomésticos en general, materiales de construcción, telefonía residencial, tarjetas para celulares y servicios profesionales, entre otros.

Entre los artículos exentos del ITMBS están las medicinas, la comida, los productos para el agro, la energía eléctrica, el Internet residencial, los servicios de agua, aseo y alcantarillado y los casinos.