Temas Especiales

17 de Apr de 2021

Nacional

Renuncia el gobierno de Francia: Dos Lecciones para Panamá

La dimisión del Primer Ministro de Francia Francois Fillon junto con su Gobierno como consecuencia de las nueve huelgas generales que ha...

La dimisión del Primer Ministro de Francia Francois Fillon junto con su Gobierno como consecuencia de las nueve huelgas generales que han tenido al país prácticamente paralizado y que le han significado una bajada en las encuestas al Presidente Sarkozy hasta un 30% , es una muestra de que cuando hay instituciones fuertes el Gobierno puede corregir el rumbo sin que por ello corra peligro la institucionalidad o la democracia en si. De hecho es muy posible que se el propio Fillon el que sea repuesto en el cargo.

El propósito detrás de esta renuncia es crear el entorno para un giro a la política de Sarkozy con relación a las fuertes medidas económicas impulsadas para enfrentar los graves indicadores económicos y las presiones de la Unión Europea. Estas medidas han causado gran malestar en la población por lo que han provocado movilizaciones y huelgas generales.

De modo que la primera lección es saber hacer los correctivos políticos aunque estos impliquen cambiar a un gabinete entero. Ese es el tipo de giro que le da legitimidad a los cambios y manda el mensaje a la población de que se va en serio.

La segunda lección tiene precisamente que ver con lo que motivó la renuncia del Primer Ministro francés. Hoy en día en Panamá los transportistas, los maestros, jubilados, entre otros sectores luchan por demandas que son justas y legítimas pero que como país necesitamos analizarlas a la luz de lo que está pasando en Europa.

Hace 8 – 10 años atrás, Irlanda, Grecia, España, entre otros le dieron a sus poblaciones todos los beneficios que quisieron porque había “crecimiento económico” en ese momento. Estos beneficios tuvieron como sustento la momentánea bonanza económica y el endeudamiento, pero no tenían sustentabilidad en el tiempo, tan es así que ahora para poder pagar esos beneficios, a la población le está saliendo mucho mas caro que nunca haberlos tenido, ya que las medidas de austeridad que se están imponiendo en estos países, incluyendo a Francia aunque en menor grado, son sumamente fuertes, disminución de salarios públicos, disminución en pensiones, en fin, medidas que yo espero que nunca se den en Panamá pero para ello debemos ser más consecuentes en el tema de reivindicaciones y pasarlas por el tapiz de la factibilidad y la sustentabilidad en el tiempo, de otro modo en pocos años estaremos sufriendo lo que hoy sufren los europeos.