Temas Especiales

01 de Jun de 2020

Nacional

Buscan enfocar aspectos positivos

PANAMÁ OESTE. El 25 de noviembre, Día Internacional contra la Violencia en la Mujer, se ha enfocado en el sector Oeste en aspectos posit...

PANAMÁ OESTE. El 25 de noviembre, Día Internacional contra la Violencia en la Mujer, se ha enfocado en el sector Oeste en aspectos positivos que contribuyan a fomentar una cultura de paz, debido al aumento de mujeres que murieron a manos de hombres a los que alguna vez estuvieron unidas, cifra que a nivel nacional está por encima de 60 casos.

Emita Domínguez, trabajadora social de la Región de Salud de Panamá Oeste, dio a conocer una serie de actividades que este año serán enfocadas hacia una cultura de paz y no seguir martillando sobre la violencia porque se ve que cada año esta va en aumento.

Muestra de ello es que en Panamá Oeste en lo que va del año se han registrado 185 víctimas de violencia doméstica, de las cuales el 14% corresponde a hombres y niños que son maltratados, tercera edad y discapacitados.

Bajo el lema ‘Por la salud del mundo, por la vida de las mujeres, únete a la lucha contra la violencia hacia las mujeres’ y como parte de las actividades, se organizó un día en que los funcionarios de salud deben vestir de morado y blanco, colores que representan un no a la violencia y un compromiso personal de los hombres de no cometer ni aceptar ningún tipo de violencia contra las mujeres, respectivamente.

Además, personal de salud ha organizado seminarios de masculinidad para que los hombres puedan descubrir por qué son violentos.

En Chiriquí, debido a los múltiples casos de violencia doméstica que se registran en la provincia, en la pasada administración se decidió construir el albergue que ha sido llamado ‘Casa de la Mujer Maltratada’ a un costo de 153 mil 708 dólares.

Lamentablemente, esa estructura, ubicada en la comunidad de Las Cañas, en el distrito de Dolega, provincia de Chiriquí, permanece cerrada, confirmó la directora regional del Ministerio de Desarrollo Social (Mides), Sara Pitty.

La estructura tenía como objetivo albergar por un período de tiempo determinado a las mujeres e hijos víctimas de este flagelo que ataca a muchos hogares panameños. Allí recibirían protección y ayuda sicológica, además de asesoría legal.

Según explicó la funcionaria, actualmente se hacen las gestiones para instalar el servicio de agua potable y adelantó que se tiene previsto activar este centro de atención, aunque no precisó cuándo.