23 de Oct de 2021

Nacional

Chantaje contra panameñistas no va funcionar y tendrá sus consecuencias en 2014

El exviceministro de Gobierno y dirigente del Partido Panameñista, Alejandro Pérez, reaccionó este domingo amenazando al partido gobern...

El exviceministro de Gobierno y dirigente del Partido Panameñista, Alejandro Pérez, reaccionó este domingo amenazando al partido gobernante Cambio Democrático (CD), luego que le retiraran el apoyo al panameñismo para la candidatura de la Presidencia de la Asamblea Nacional el 1 de julio próximo.

Denunció que la segunda vuelta electoral es inconstitucional y el CD reculará al final como en el tema de la Ley 30 en Bocas del Toro y la minería en San Félix.

El diputado Sergio "Chello" Gálvez, miembro del CD, días atrás había condicionado el apoyo al panameñista Alcibiades Vásquez candidato para presidir el Legislativo si la Bancada del panameñismo apoyo la propuesta de la segunda vuelta electoral, lo que a juicio de Pérez es "un chantaje".

"Aquí se fregaron el chantaje no va a funcionar y que sepa José Muñoz (presidente de la Asamblea) y todos los del Cambio Democrático que cualquier cosa que hagan para lastimar al Partido Panameñista tendrá sus consecuencias en el 2014", expresó en el marco de inscripciones para las elecciones internas.

En medio de la disputa de la "Alianza por el Cambio", el presidente del CD, el mandatario Ricardo Martinelli, y el presidente del panameñismo, el vicepresidente Juan Carlos Varela, se fueron de viaje privado a Londres.

Lorena Castillo, esposa de Varela, en el

Facebook fustigó a sus amigos del partido CD alegando que la segunda vuelta electoral es un tema constitucional.

"...Respetemos las vías LEGALES, no es como les da la gana. El País lo entiende y los mira uno a uno. Cómo quieren ser recordados? ", escribió de esta forma.

En cambio, Varela, quien no se ha pronunciado oficialmente, estando de viaje utilizó el

Twitter y dijo: "Para mí lo más importante es cumplir con el pueblo panameño".

Este domingo en la noche llegan Martinelli y Varela y los hijos de ambos y una pregunta renace: ¿hay reconciliación en la alianza?