03 de Dic de 2022

Nacional

Obras del Estado imán de tránsfugas

PANAMÁ. La ejecución de obras por el gobierno central sigue funcionando como la carnada que motiva el salto de políticos opositores haci...

PANAMÁ. La ejecución de obras por el gobierno central sigue funcionando como la carnada que motiva el salto de políticos opositores hacia las filas del oficialismo.

El alcalde de Colón, Dámaso García, quien se cambió ayer del panameñismo al oficialista cambio Democrático (CD) confesó que las obras que estaban pendientes de ejecución en su distrito, lo llevaron a la decisión de abandonar el partido Panameñista y sumarse al CD.

‘El distrito de Colón no se merece tres años en la oposición, fuimos electos para estar en el gobierno’, recalcó García.

MÁS SALTOS

Día tras día son más las autoridades electas que no soportan la idea de mantenerse en las filas de la oposición y se pasan al partido oficialista.

Como denominador común, todos los que dan el salto alegan que no han recibido dinero o prebendas a cambio, pero como tal y como lo hizo García, reconocen que lo hicieron para evitar que se suspendan las obras que estaban programadas en el presupuesto para sus respectivas jurisdicciones electorales.

Para los próximos días, se espera que se registren más cambios, pues el mismo fiscal del partido, José Blandón, aseguró que tienen información que desde el CD, le siguen ofreciendo a diputados, alcaldes y representantes de corregimiento que se cambien de partido.

García, al momento que se inscribió, no descartó que algunos representantes de corregimiento de este distrito sigan su camino.

NO HAY CHEQUERA

Antes de salir de las oficinas del Tribunal Electoral, donde García se inscribió en el CD, no descartó que el futuro cercano representantes de corregimiento de su distrito sigan su camino y también se sumen a las filas oficialistas.

Insistió en que no ha recibido pago alguno o prebenda de ningún tipo por su decisión.

Por el momento, el partido Panameñista, no ha adelantado las intenciones de interponer algún recurso legal o aplicar alguna sanción a los tránsfugas, sin embargo, insisten en que el uso de recursos del Estado para favorecer a determinado partido político podría constituirse un delito electoral y no descartan acciones.