Temas Especiales

01 de Mar de 2021

Nacional

Chatarra genera polémica en Colón

COLÓN. Los directivos de la empresa de recolección de desechos sólidos del distrito de Colón interpusieron una denuncia ante la Direcció...

COLÓN. Los directivos de la empresa de recolección de desechos sólidos del distrito de Colón interpusieron una denuncia ante la Dirección de Investigación Judicial (DIJ) por el hurto de un equipo compactador propiedad de esta compañía, por parte de personas que se dedican al reciclaje de hierros viejos.

DENUNCIA

Miguel Enciso, gerente de la empresa Aguaseo, informó que el pasado martes estas personas procedieron a desvalijarlo con equipo de corte, aduciendo que tienen una resolución de la corregiduría del corregimiento de Cristóbal, mediante la cual se les autorizaba para llevarse el material.

‘Con nuestro equipo de abogados, llevamos los documentos que certifican la propiedad del aparato que presentaba daños en su motor desde hace unos dos años, pero en la corregiduría a cargo del señor Armando Marín, se desatendió la certificación’, puntualizó Enciso.

Este medio constató el mediodía del pasado miércoles, que el pesado equipo, conocido también como ‘pata de cabra’, era desarmado y transportado en pedazos en camiones volquetes a otros sitios de la provincia de Colón, acción que fue suspendida ante la llegada de una de las representantes de la empresa Aguaseo.

Al ver la presencia periodística, el conductor de una grúa, con la que se levantaban las pesadas piezas, decidió retirarse del lugar, mientras el conductor de uno de los camiones en tono molesto realizaba llamadas telefónicas informando que se les impedía llevarse el compactador.

Por su parte, Armando Marín, corregidor de Cristóbal, en la provincia de Colón, dijo que se le concedió de forma gratuita a una empresa la oportunidad de que removiera el equipo que consideró una chatarra, porque en ese lugar se pretende ejecutar un proyecto que se dio en concesión a una empresa portuaria.

Los encargados de la empresa Aguaseo esperan que las autoridades judiciales sean quienes deslinden las responsabilidades sobre este caso, ya que se les presentaron fotografías de las personas y los números de placas de los vehículos que fueron utilizados para el desarme del equipo, se informó.