Panamá,25º

18 de Nov de 2019

Nacional

Trabajadores retoman mañana negociaciones con Mitradel

Mañana lunes serán retomadas las negociaciones entre el Ministerio de Trabajo y Desarrollo, Laboral (Mitradel), la empresa Panamá Ports ...

Mañana lunes serán retomadas las negociaciones entre el Ministerio de Trabajo y Desarrollo, Laboral (Mitradel), la empresa Panamá Ports Company (PPC) y sus empleados que el pasado jueves 29 de marzo se declararon en huelga, una situación que no es de ahora. En el 2009 y el 2010 los empleados portuarios exigían la creación de un sindicato que respondiera los intereses de los trabajadores, la empresa excusa que ya existe una. Ada Romero directora de trabajo de Mitradel explicó que la mediación continúa con la presencia de la ministra Alma Cortés. Los empleados de PPC le exigen a la empresa que se mejoren las asignaciones de hora, turno, alimentos, medidas de seguridad, ajuste salariales con un aumento de 2.00 dólares, trato y trámite de reclamos por pérdida de vida de empleados, y pago de póliza de vida a sus familiares. Según Romero las negociaciones han tenido buenos resultados sin embargo hay trabajadores que no se mostraron contentos desde que se decidió frenar con la huelga el pasado lunes 2 de abril. En el caso de la familia de Girón, la funcionaria explicó que se está analizando los documentos que ha presentado Irene Palma para empezar las investigaciones y se le consultará a PPC para que también de su versión. En tanto la preocupación hasta el momento de PPC se ha centrado en las pérdidas millonarias que han tenido desde que empezó las protestas de los trabajadores. Rommel Troetsh, gerente comercial de PCC dijo hace una semana que la huelga de trabajadores dejó más de 30 millones de dólares en pérdidas, y que esas acciones tendrán efectos negativos que se sentirán a largo plazo por la falta de credibilidad en el manejo de la carga marítima. Troetsh mencionó que se trata de una cifra generalizada que además afecta a las navieras y al ferrocarril de Panamá. El gerente dijo que son actividades de transporte de carga que se dejaron de hacer porque los barcos que debieron atracar en los puertos de Balboa y Cristóbal en Colón se tuvieron que desviar a otros puertos para afectar en menor escala a los clientes, destacó. Por otro lado los empleados respondieron que dichas perdidas no tuvieron que ver con sus manifestaciones porque ellos laboraron esos días.