Temas Especiales

29 de Sep de 2020

Nacional

Los derechos de los pueblos

El gobierno de Ricardo Martinelli ha interiorizado como uno de sus valores ontológicos la mentira y unas de sus víctimas son las nacione...

El gobierno de Ricardo Martinelli ha interiorizado como uno de sus valores ontológicos la mentira y unas de sus víctimas son las naciones aurorales. Por ello ahora las autoridades y los medios acusan al pueblo Guna Yala de prestar ayuda a los narcotraficantes. Detrás de esta grave acusación hay una agenda oculta.

Antes de dilucidar este punto, debo decirles que el 16 de febrero de este año, me encontraba en el muelle del aeropuerto de Gárdi Sugdup, justo en el momento en que las naciones Ngäbe-Buglé ponían en jaque a este gobierno. Ese día, en dicho muelle, una falange del SENAFRONT abría delante de nosotros unas cajas que contenían armas y municiones. El grueso de la legión lo formaban los dules. Sólo los dos capos eran ladinos. El campamento militar, retén y cuartel, está ubicado muy cerca de la costa y de las islas Gárdi y fue construido por el Ministerio de Salud. El ministro de Salud debe explicar qué pasó allí.

Unos días antes, el viernes 10 de febrero, yo había estado en Gárdi Dupbir. Allí vi la chalupa de la discordia. Resulta sospechoso que ahora, después de tanto tiempo, SENAFRONT reclame dicho bote. En el mar de Dule Nega viajan barquitos de papel y cruceros y chalupas que transportan pasajeros y mercancías: unas parten de las costas de Colón, otras zarpan de Puerto Obaldía. Ojo: cualquier pescador que impulsa su cayuco a punta de canalete es más eficaz encontrando botes con drogas que cualquier chalupa del SENAFRONT que se desplaza a fuerza de cuatro motores de 200 HP cada uno.

El pueblo Guna se rige por un estatuto llamado Normas Kunas, cuyo artículo 65 dice textualmente: ‘El Congreso General Kuna y de la Cultura impedirán, por todos los medios posibles, la entrada, el tráfico, la posesión, la venta y el consumo de droga, en coordinación con las autoridades competentes del Estado’. Parágrafo: ‘Se entenderá por droga como lo define el Código Penal panameño’. El narcotráfico es un pretexto. Este gobierno le ha declarado la guerra a las naciones aurorales a fin de que las Comarcas se abran a favor de los nuevos plutócratas y de las trasnacionales y así apoderarse de nuestras tierras, que perdamos nuestra autonomía territorial y por ende nuestros derechos. Eso es todo.

ESCRITOR