Temas Especiales

16 de Jan de 2021

Nacional

Residentes ganan batalla ambiental

PANAMÁ. Nadie quería ceder. Fueron dos horas de reunión entre el magistrado presidente de la Corte Suprema de Justicia, Alejandro Moncad...

PANAMÁ. Nadie quería ceder. Fueron dos horas de reunión entre el magistrado presidente de la Corte Suprema de Justicia, Alejandro Moncada Luna, y los residentes de las áreas revertidas para tomar una decisión final sobre el proyecto de estacionamientos del Órgano Judicial.

Al final el magistrado Moncada Luna no tuvo otra opción que anunciar la cancelación del contrato con la empresa Constructora Corcione para la construcción de la obra, que consistía en un edificio de cinco niveles y un sótano.

El propio magistrado admitió que la decisión la había tomado en conjunto con el magistrado vicepresidente de la Corte, Harry Díaz, antes de iniciar la reunión con los residentes de las áreas revertidas, que llegaron acompañados de su abogado, Donaldo Sousa.

‘Yo había acordado con el magistrado vicepresidente Díaz que de esta reunión saldría una decisión: ya sea que yo los convenciera a ellos del proyecto o ellos me convenciera a mí’, dijo el magistrado Moncada Luna.

Los residentes lograron convencerlo. Después de dos horas de alegatos de ambas partes, en la que nadie cedía y hasta hablaron de ‘muertos’, los residentes salieron sonreídos y con un discurso de paz y amor.

‘Después de haberlo odiado [al magistrado Moncada Luna], ahora lo amo’, dijo Sandra Tapia, una de las mayores opositoras del proyecto. Su residencia queda al lado del área donde se pretendía construir la obra.

Sin embargo, los residentes aún esperan para cantar la voz de victoria. El compromiso de Moncada Luna, de rescindir el contrato, tiene que ser aprobado en la Sala Cuarta de la Corte.

Pero como dice Sousa, si ya existe el acuerdo de los magistrados Moncada Luna y Díaz, solo haría falta la aprobación del magistrado Harley Mitchell, que públicamente se ha opuesto a que el proyecto sea construido en el área propuesta y se analice otras alternativas.

La decisión final de rescindir el contrato debe ser tomada por la Sala Cuarta, que la integran estos tres magistrados.

Moncada Luna incluso habló de asumir la responsabilidad ante la posible indemnización que reclame la empresa Corcione por rescindir el contrato, que fue firmado el 4 de mayo de 2012.

‘ Esta decisión se ha tomado con aras de mantener la tranquilidad entre los panameños’, dijo. A la vez, reconoció que le ha tocado dirigir la Corte Suprema de Justicia en un periodo lleno de contratiempos y que hasta denuncias legales ha recibido.

Una de esas denuncias fue interpuesta por los residentes de las áreas revertidas. Tapia dijo que retirará la denuncia, cuando tenga la resolución de la Sala Cuarta que cancela el contrato.