Temas Especiales

28 de Mar de 2020

Nacional

GUPC ataca en 2 frentes al Canal

PANAMÁ. En menos de 24 horas, ya hay dos propuestas distintas del consorcio Grupo Unidos por el Canal (GUPC), que amenazó con suspender ...

PANAMÁ. En menos de 24 horas, ya hay dos propuestas distintas del consorcio Grupo Unidos por el Canal (GUPC), que amenazó con suspender las obras de ampliación del Canal de Panamá si no se le reconoce un sobrecosto por $1,600 millones en 21 días, de los que restan ya once.

Ayer, en un comunicado, la constructora italiana Salini Impregilo, la otra empresa con mayoría de capital, 48%, presentó una oferta compuesta de dos propuestas.

La primera opción incluiría un pago de $1,000 millones adicionales para completar las obras. La segunda contempla una nueva financiación por parte de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) por $500 millones como adelanto en tanto se resuelva la disputa sobre el sobrecosto de las obras.

La propuesta salió desde la sede de la compañía en Italia y el comunicado lo firma su presidente, Pietro Salini.

SACYR Y SU PROPUESTA

El martes último, tras una reunión en la administración de Canal, GUPC —liderado por la empresa española Sacyr— propuso a la ACP como una solución a largo plazo que le otorgue un adelanto de $400 millones y le amplíe la moratoria del anticipo anterior de $784 millones a fin de evitar la paralización de la obra este mes. La moratoria es por $83 millones.

Se trata de una contrapropuesta a la opción de solución más allá de febrero que planteó el Canal cifrada en $183 millones: $100 millones de adelanto y no cobrar los $83 millones de la moratoria de un adelanto.

Una de las condiciones es que el consorcio aporte $100 millones suyos para ayudar al ‘‘flujo de caja’’.

Pero lo más importante es que debe retirar la intención de suspensión de las obras.

RECHAZAN AMBAS PROPUESTAS

‘ Fuera del contrato no hay nada que hacer’. Así de contundente fue el administrador de la ACP, el ingeniero Jorge Luis Quijano, al referirse a las propuestas de GUPC: una de Sacyr y dos del presidente de la constructora italiana Salini Impregilo.

‘Lo que se plantea en ambas propuestas que se han recibido por los medios es que son dos propuestas que nos vuelven a llevar fuera del contrato, y eso no va a suceder, no podemos violar la ley, nuestros reglamentos’, expresó Quijano.

Esa suma de dinero, según Quijano, los pone por ‘encima del techo del contrato en estos momentos sin haber pasado por los tres pasos que contempla la resolución de una disputa’.

Agregó que la ACP tiene ‘una propuesta firme que todavía respaldamos al día de hoy y no hemos variado en nada nuestra posición’.

Criticó que le llama la atención que las negociaciones de GUPC se dan a través de comunicados de prensa o por entrevistas y no mediante su representante.

Incluso, por primera vez Quijano habla de ‘incapacidad’ del consorcio de sustentar sus casos en el año 2013, y renegó que ‘ahora se encuentran con que no tienen fondo para seguir este año y están esperanzados que nosotros pongamos todo’.

Calificó de ‘lastimoso’ que después que el Canal les dio una moratoria de repago de $300 millones en 2013, no pudieron sustentar sus reclamos.

Sin embargo, reiteró que la entidad no tiene reparo alguno en asumir la obra, con sus propios contratistas, subcontratistas, la fuerza laboral existente y que puede incluir extranjeros que están en los trabajos actuales.

SACYR PIDE FINANCIAMIENTO

En 2012 Sacyr recurrió a una línea de crédito especial de $117,787 millones facilitados por Banesco, HSBC y Caterpillar Crédito, según publica el diario español El Confidencial.

Banesco le concedió $40 millones, mientras que el banco de origen asiático HSBC facilitó $60 millones y la filial estadounidense de Caterpillar aportó $27.78 millones.