Temas Especiales

02 de Apr de 2020

Nacional

Polémica por traslado de la terminal de transporte

CHIRIQUÍ. Desde hace 25 años Delfín Muñoz vende periódicos en la terminal de transporte de la ciudad de David. De esa manera se ha ganad...

CHIRIQUÍ. Desde hace 25 años Delfín Muñoz vende periódicos en la terminal de transporte de la ciudad de David. De esa manera se ha ganado el sustento por más de dos décadas, pero actualmente divaga en la incertidumbre y teme por sus ingresos económicos. La razón: el posible traslado de la actual estructura para construir una gran terminal de transporte.

Diariamente, a partir de las 6:30 a.m. Delfín realiza el acarreo, en bicicleta, de todos los periódicos nacionales para ponerlos a la venta. Pasadas las 8:00 de la noche todos los diarios se han vendido, así es como él genera dinero, pero esa facilidad podría acabarse si se procede a construir una nueva terminal, porque la distancia no le conviene y acarrearía gastos adicionales.

Muñoz, al igual que miles de usuarios que desconocen de la posible reubicación, plantea que el traslado de la terminal de transporte de David no traerá ningún beneficio; al contrario, insiste el canillita, traería mayores costos, porque muchas personas tendrán que hacer trasbordo.

SECTOR EMPRESARIAL

Para Abdel Torres, presidente de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Chiriquí, el traslado de la terminal es un tema que preocupa a los usuarios, residentes, transportistas y trabajadores, por ello asegura han sido bien claros en que ese cambio debe obedecer a una consulta ciudadana, sobre todo con aquellas personas que en un memento dado, se vean más afectadas.

La movida, según Torres, no debe darse por el capricho de un estamento de la sociedad, o ‘de un grupo que busca intereses particulares queriendo jugar con la colectividad’, se debe tomar en cuenta a usuarios, trabajadores, transportistas y demás, todo a través de previas consultas.

El empresario expone que de darse el traslado, habrá grandes afectaciones, sobre todo para los microempresarios y comerciantes que convergen en la avenida cuarta. Se pondría en juego la estabilidad económica de cada uno de ellos. Agregó que en torno al tema, la Cámara de Comercio y la sociedad civil han evaluado cuáles mejoras se pueden hacer a la actual estructura: ‘hay espacio para ampliar y trabajar en ello, sin perjudicar a terceras personas o a las mayorías’.

EXCLUSIÓN

¿Qué tanto les afectará como empresa el traslado de la terminal de transporte?, preguntó el diario La Estrella al gerente de terminales David-Panamá, Albert Almengor, quien al responder una serie de interrogantes, aseguró que los miembros de la organización no pueden siquiera emitir un comentario al respecto, porque no forman parte de la junta directiva de la Federación de Transportistas de la Terminal de David (Fetrateda).

Almengor dijo que desde el 2013 la opinión o controversia por el traslado de la terminal empezó a crecer, a partir de allí expresa la ponencia como empresa es que al tema se le debe dar mayor divulgación, sobre cuáles serían los beneficios del sector transporte, y del usuario como mayor proveedor de ganancias económicas en las diversas rutas.

El gerente sostiene que el traslado de la terminal debe ser analizado con profundidad, ya que hasta el momento se desconoce qué contiene el proyecto, cuáles serían las ventajas que obtendrán de él, sabiendo que la movilización y operación en sí implicaría gastos adicionales para cualquier usuario.

Agregó que desconocen si se ha consultado con el sector transporte, aunque no descarta que al crear una gran terminal por la magnitud de los servicios que conlleva, se vea encarecido el costo de la vida.

REDUCCIÓN DE INGRESOS

Terminales David-Panamá genera actualmente cerca de $75 mil mensuales, ingresos que, según el gerente, podrían reducirse al hacer un traslado sin las debidas consultas. ‘Tememos que eso ocurra’, apuntó.

FETRATEDA Y SU PONENCIA

El traslado de la terminal de transporte no deja de ser un tema complejo, por ello Alberto Gutiérrez, gerente de la Fetrateda, aseguró que en una asamblea celebrada el año pasado se decidió no tomar en cuenta el tema, por algunos desacuerdos sobre una propuesta que en aquel momento se había planteado, y que se iba a analizar para pedir su mejora, pero todo quedó allí.

Destacó el administrativo que por ahora no han recibido propuestas nuevas, y en el momento que lleguen, le tocará a la junta directiva evaluarla y aprobarla, no sin antes consultar con los transportistas y usuarios, así como también con algunos organismos, entes con los cuales, explicó, se buscan alternativas de estudios, para verificar si pueden operar donde actualmente se ubican.

No obstante, acotó Gutiérrez, todos esos procesos tienen sus costos.