Temas Especiales

18 de Jan de 2021

Nacional

Declaración de Martinelli en Roma, pendiente de confirmación, según defensa

La defensa de Lavítola fueron los encargados de solicitar la presencia de Ricardo Martinelli y Rogelio Oruña como testigos.

La declaración de funcionarios de Panamá, entre ellos el presidente Ricardo Martinelli, en el caso que juzga presuntos sobornos a autoridades de ese país, está pendiente de confirmación, declaró hoy a Efe el abogado de Paolo Pozzessere, uno de los imputados.

Según Carlo Marchiolo, de la defensa de Pozzessere, la lista de los testigos llamados a declarar podrá darse a conocer hasta una semana antes del comienzo del juicio, que tendrá lugar el próximo 23 de junio en Roma.

La defensa de Valter Lavitola, el principal imputado en el caso, había asegurado que la lista se daría a conocer hoy pero Marchiolo dijo que esto no ocurrió.

El abogado de Lavitola, Maurizio Paniz, aseguró a mediados de abril que tanto él como el fiscal adjunto, Vincenzo Piscitelli, ya habían solicitado la comparecencia del presidente de Panamá.

Sin embargo, Marchiolo, que auguró un proceso corto de "unos seis meses de duración", explicó que él, como defensa de Pozzessere, no está interesado en la declaración de Martinelli.

En este proceso serán juzgados los principales imputados en este caso de presunta corrupción internacional: el ex director comercial de Finmeccanica, Paolo Pozzessere, y el propio Lavitola, exdirector del diario "Avanti".

Ambos imputados ocupaban puestos de responsabilidad en el grupo aeroespacial italiano Finmeccanica, compañía que utilizaron, supuestamente, para llevar a cabo dichos sobornos.

En concreto, lo que se intenta esclarecer es si Lavitola pudo sobornar con 18 millones de euros (25 millones de dólares) a funcionarios panameños para la concesión de un contrato por valor de 176 millones de euros (245 millones de dólares), con el fin de llevar a cabo obras que nunca se realizaron.

Dichas contratas, pactadas supuestamente el 30 de junio de 2010, eran adjudicadas, según la acusación, a dos filiales de Finmeccanica: Telespazio Argentina Agusta Westland y Selex Sistemas Integrados.

La acusación establece que el papel de Lavitola en esta trama podría haber sido el de intermediario entre Panamá y la empresa italiana, cuyo directivo era Pozzessere, arrestado en octubre de 2012 por este caso bajo la acusación de corrupción internacional.

Sobre los acusados pesan los delitos de corrupción internacional, corrupción agravada, desvío ilegal de fondos al exterior y soborno.