Temas Especiales

04 de Dec de 2020

Nacional

La ‘mediatización’ del empleo informal

El problema de la informalidad laboral, señala la OIT, es que ‘[para] aquellas personas que, desde su condición actuante como generadores de bienes y servicios

A diferencia de otros años, en el que se designa a artistas, deportistas o personajes reconocidos por sus logros de vida o sus aportes a la sociedad, el gobierno de Juan Carlos Varela escogió a un personaje casi anónimo para ser el abanderado del desfile del 3 de noviembre, el buhonero Bladimir Hernández, quien, además de portar el lábaro patrio, fue condecorado con la orden Vasco Núñez de Balboa en el grado de ‘Caballero’.

‘Es importante reconocer al señor Hernández Núñez para que todas las presentes y futuras generaciones tengan plena conciencia de que el trabajo arduo es el que hace la diferencia’, afirmó el propio presidente Varela.

La medida, al parecer, generó la aceptación de una gran parte de la sociedad, que vio con buenos ojos que el jefe de gobierno posara sus ojos en una persona de estratos humildes. ¿Fue acaso esta designación una forma de hacer el empleo informal como algo ‘políticamente’ correcto?

Para Flor Ortega, decana de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Santa María La Antigua, la designación de Hernández tiene motivos más puros: ‘No creo que el presidente lo haya hecho con ese propósito, sino con el fin de reconocer el esfuerzo, el trabajo sencillo, humilde de esa persona. Es una estrategia política, para mostrarse un presidente sensible a los desposeídos. Probablemente no se dio cuenta, y tampoco sus asesores, del tema de la informalidad, que además, no es mala, porque está trabajando’.

El también catedrático y periodista René Hernández coincide con Ortega: ‘De repente pudiera ser así, pero considero que la intención del presidente Varela es darle espacio a esas personas que por su condición social se les olvida. También ha querido el mandatario decirle a la sociedad que hay muchas forma de ganarse la vida honradamente’.