Panamá,25º

21 de Jan de 2020

Nacional

Disputa entre decano y Consejo Académico por licenciaturas

Dos estudiantes de la Facultad de Medicina del Centro Regional Universitario de Bocas del Toro reclamaron la firma de su diploma.

‘En pelea de elefantes, la que sufre es la hierba'. Ese sonado refrán, para referirse a las disputas de personajes estelares, encaja perfectamente en las diferencias de criterios que han surgido en la Universidad de Panamá (UP), y que están perjudicando a los estudiantes.

El decano de la Facultad de Medicina, Enrique Mendoza, dijo a La Estrella de Panamá que el Consejo Académico, presidido por el rector, Gustavo García de Paredes, ha aprobado la licenciatura en Salud Ocupacional y el técnico en Urgencias Medicinas en centros regionales (10 en total) sin el acuerdo ni el aval de esa unidad académica.

La situación ha afectado a estudiantes de Salud Ocupacional, dictada en el Centro Regional Universitario de Bocas del Toro, que acusaron ayer ante el Consejo Académico de la UP al doctor Mendoza por negarse a firmarles el diploma, luego de cumplir con todos los requisitos.

La queja es que estudiaron su carrera por cinco años en la sede bocatoreña de la Facultad de Medicina y hasta los obligaron a hacer su tesis para titularse. Al cumplir todo, ahora el decano les mantiene aguantada su firma desde finales de julio.

Agobiadas, Yeseth Aizprúa y Lisbeth Serrano viajaron hasta la capital para exigir la firma de Mendoza, porque sin el diploma han perdido oportunidades laborales.

Ellas pagaron los actos de graduación sin la firma y tuvieron que devolver el documento a Secretaría General de la UP.

‘Nos sentimos burladas, pues hicimos nuestros esfuerzos. No todos podemos venir a la ciudad a estudiar', comentó Aizprúa.

A las jóvenes, que entraron en 2010, les preocupa el asunto debido a que hay más grupos que están formándose en la provincia.

El director del Centro Regional de Bocas del Toro, Hilario Campos, ha pedido que esperen respuesta.

DISPUTA

‘Esta administración se ha pasado desde 2011 hasta el 2015 ejerciendo una presión indebida, incluso bajo amenaza, para que yo, como decano, firme esos diplomas', denunció Mendoza, cuyo periodo es 2011-2016.

Las presiones, asegura, son para que firme diplomas de estudiantes que nunca han asistido a la facultad, recibido clases de profesores preparados ni presentado su tesis bajo supervisión académica.

Mendoza agregó que se ha ‘engañado' a los estudiantes diciéndoles que hay sedes de la Facultad de Medicina fuera del campus de la capital.

‘El problema es que esta es una universidad disfuncional, porque está siendo manejada políticamente, y no es una institución que responda a los intereses académicos y del pueblo de Panamá de tener profesionales al más alto nivel', opinó.

Mendoza advirtió que los centros regionales se convierten en sitios para lograr votos en las elecciones universitarias y es ‘peligroso' graduar personas sin altos estándares.

LA UP RESPONDE

El secretario general de la UP, Miguel Ángel Candanedo, explicó que cuando se oferta una carrera en cada unidad académica, centro regional o instalación universitaria, se cumple con las más estrictas normas.

Según él, la aprobación para la carrera se obtuvo con el decano anterior, Julio Rodríguez (2006-2011).

‘Una autoridad nueva que llega no puede borrar la historia', consideró.

A juicio de Candanedo, a los decanos, antes de avalar una carrera en el Consejo Académico, se les consulta si están de acuerdo, en función de la capacidad de las instalaciones y el perfil de los docentes. ‘Es un poco preocupante decir que cosas académicas puedan ser contaminadas por política', deploró.

Los problemas se han repetido en los centros regionales de Veraguas y Azuero.

==========

‘En los centros regionales se han abierto carreras sin la aprobación de la Facultad de Medicina',

ENRIQUE MENDOZA

DECANO DE MEDICINA