27 de Feb de 2020

Nacional

Cochez dice que Ayú Prado debe renunciar a la Corte

Una de las involucradas, Pellegrini, acusa a Martinelli de gestionar asuntos en esa empresa y al magistrado de tener vínculos con el exgobernante.

El abogado y exembajador de Panamá ante la OEA Guillermo Cochez consideró que José Ayú Prado, presidente de la Corte Suprema de Justicia, debe declararse impedido como juez de garantías para atender el caso Financial Pacific, que vincula al expresidente Ricardo Martinelli.

Una de las involucradas, Mayte Pellegrini, acusa a Martinelli de gestionar asuntos en esa empresa y al magistrado de tener vínculos con el exgobernante.

Y no solo abstenerse de ver el caso, Cochez indicó que Ayú Prado le haría ‘un gran favor a Panamá' si le dice al presidente de la República que pone su puesto a disposición. ‘No espere que nuevamente el presidente Varela le pida públicamente la renuncia', dijo.

El exembajador recordó que Ayú Prado fue su alumno en la Facultad de Derecho de la Universidad de Panamá y cuando ejercía el cargo de fiscal de Propiedad Intelectual en el Ministerio Público, en diversas ocasiones, lo tuvo como profesor invitado en sus clases de Derecho Comercial. ‘Muy gustado por los estudiantes por la claridad de su exposición', alegó.

Ante esos episodios del pasado, el abogado no entiende cómo el hoy presidente de la Corte cuando ejercía el cargo de fiscal impidió que el empresario Jean Figali, que luego acusó a Martinelli de ‘persecución', recibiera atención médica cuando estaba en la cárcel El Renacer.

‘Me prometió ayudarlo, pero nunca lo hizo... La salud de Figali estuvo amenazada gravemente por la actuación del fiscal Ayú Prado', alegó.

Y siguió: ‘Posteriormente fue premiado, quizás por el caso Figali y otros casos que manejó y que hoy se cuestionan, con el cargo de procurador General de la Nación y rápidamente ascendió a magistrado de la Corte Suprema de Justicia y presidente'.

El 23 de diciembre de 2012, la Asamblea Nacional, con 39 votos a favor y 12 en contra, aprobó la ratificación de Ayú Prado como magistrado de la Corte, para reemplazar a Aníbal Salas. El periodo de 10 años inició en enero de 2013 y en ese mismo mes del año pasado ganó la presidencia de la Corte, por dos años.

Antes, el 27 de diciembre de 2010, Martinelli lo nombró como jefe del Ministerio Público ante la estrepitosa salida de Giuseppe Bonissi.