Temas Especiales

09 de Apr de 2020

Nacional

ASEP pide a Genisa y Sinaproc vigilar cota de llenado de embalse

Ante la amenaza de fuertes lluvias en la cuenca hidrográfica y las zonas aledañas a la represa están en alerta de inundación

ASEP pide a Genisa y Sinaproc vigilar cota de llenado de embalse
La represa de Barro Blanco deberá mantenerse a 87 msnm, a pesar de las lluvias.

La compañía Generadora del Istmo, S.A. (GENISA), concesionaria del proyecto Barro Blanco, deberá tomar precauciones especiales para mantener el llenado del embalse de este complejo hidroeléctrico en la cota de 87.5 metros sobre el nivel del mar (msnm), en momentos en que se pronostican fuertes lluvias en el sector de la cuenca hidrográfica del río Tabasará.

La Autoridad de los Servicios Público (ASEP) teme que el nivel de llenado del embalse de Barro Blanco no pueda ser controlado por las compuertas de fondo de la represa, utilizadas en esta etapa de prueba, manifestó a La Estrella de Panamá Roberto Meana, director de la Autoridad.

AMENAZA DE FUERTES LLUVIAS

  • La Cuenca Hidrográfica del río Tabasará podría inundarse
  • ASEP ha solicitado a la SINAPROC prever los peligros inherentes a una inundación y tomar las medidas necesarias para evitar posibles daños a la vida humana y propiedad de los habitantes de la Comarca Ngäbe Buglé. La represa de Barro Blanco deberá permanecer a 87.5 msnm

La ASEP también ha dirigido una solicitud a José Donderis, director del Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc) para que acuda a las áreas pobladas aledañas al proyecto a fin de determinar los posibles riesgos que pudieran ocasionarse como consecuencia de las lluvias.

‘Lo anterior permitirá determinar si el PADE presentado por Generadora del Istmo es suficiente para garantizar que no se afecte la vida humanas en las áreas antes mencionadas', señala una nota firmada por Meana, con fecha este viernes 29 de juliom y dirigida a Sinaproc.

A juicio de Meana, posibles inundaciones del río Tabasará podrían poner en peligro a familias que residen en una serie de nuevas edificaciones hechas en áreas inundables a un nivel de llenado inferior a la cota de 87.5, exigida por la ASEP a GENISA.

También, según Meana, podría correr riesgo la familia Miranda, que no ha permitido a la ASEP entrar a su área de residencia para constatar los peligros derivados de una posible inundación de la zona.

ETAPA DE PRUEBA

El 9 de junio pasado, Genisa recibió órdenes de la ASEP de mantener la cota de inundación del embalse en los 87.5 msnm, hasta que se resuelvan los conflictos que mantiene la concesionaria con la comarca Ngäbe Buglé en relación al proyecto hidroeléctrico.

El llenado, en su fase de prueba, podría continuar una vez lo determine la Comisión de Alto Nivel del Gobierno y la Comisión Indígena, que intenta resolver los conflictos que se tejen alrededor de este proyecto.

Meana espera que con la carta de instrucción enviada a SINAPROC, los funcionarios de esta entidad reciban el permiso de los residentes de las zonas aledañas a la represa con el fin de que estos puedan tomar medidas para evitar cualquier posible peligro a la vida y propiedad.