Temas Especiales

27 de Oct de 2020

Nacional

Deserción escolar aumenta a pesar de la Beca Universal

El Ifarhu ha desembolsado, durante lo que va de año, $181 millones en concepto de subsidios para estudiantes de escuelas del sector público

En los cinco años que lleva funcionando el programa de ayuda ‘Beca Universal' para brindar apoyo económico a los estudiantes de sectores de la población de escasos recursos, la deserción escolar no ha desaparecido.

Durante 2016, se han desembolsado $181 millones desde el Instituto para la Formación y Aprovechamiento de los Recursos Humanos (Ifarhu), en concepto de Beca Universal, a razón de $60 al mes, pagados cada tres meses.

A pesar de esta ayuda, durante el año escolar 2015, hasta 20,653 estudiantes desertaron de las escuelas del sector estatal, según los documentos que maneja la Mesa de Diálogo por la Educación. De esta cifra de abandonos, 6,971 corresponden a primaria; 9,636, a premedia; y 4,046, a la media.

En 2014, el número de estudiantes que no culminó el año fue de 19,621 (3,809 en primaria, 8,745 en premedia y 7,067 en media).

Mientras que para 2013, las estadísticas reflejaban que 17,375 alumnos quedaron fuera del sistema (4,630 en primaria, 8,890 en premedia y 3,855 en media).

Conforme a los datos manejados por la mesa, en 2012, 11,420 jóvenes abandonaron los estudios (3,952 en primaria, 3,231 en premedia y 5,546 en media); en 2011 fueron 15,007, (5,239 en primaria, 6,883 en premedia y 2,885 en media) y en 2010, desertaron 14,943 (4,765 en primaria, 7,757 en premedia y 2,421 en media).

OTRAS CIFRAS

Según la información suministrada por el grupo de diálogo, en 2015 había 106,930 varones y 102,827 niñas en edad de cursar segundo ciclo (entre 15 y 18 años), pero las cifras indicaron que la matrícula para esa franja fue de solo 88,390 estudiantes.

El año anterior, 105,653 hombres y 101,628 mujeres, deberían haberse matriculado en media, pero la matrícula fue de 96,928.

La matrícula prevista en 2013 fue de 104,220 y 100,276, para varones y niñas, respectivamente, pero nada más 98,499 estudiantes formaban parte ese año del sistema escolar en la etapa media .

En 2012, la cifra esperada de varones era 102,220 y 100,270 niñas, contra los 92,144 matriculados.

Para 2011, el censo escolar anunciado era de 100,631 niños y 96,899 niñas, en comparación con los 73,036 que ingresaron al sistema.

El primer año de la medición, 2010, se esperaban 99,106 hombres y 95,893 mujeres, pero solo acudieron a las aulas de preparación media 83,555 estudiantes.

FRACASOS

Durante el primer trimestre escolar del presente año, el Ministerio de Educación elaboró un informe preliminar del curso lectivo en el que se registraban 183 mil estudiantes fracasados.

El mismo ministerio informó que en 2015, de los 364,858 matriculados en 2015 en primaria en las escuelas públicas, 327,600 aprobaron el año y 7,947 reprobaron. Un 90% de éxitos.

En premedia, de los 157,725 estudiantes inscritos, 107,262 aprobaron y 50,463 reprobaron. Un 68% pasó. Las asignaturas de Matemáticas, Español, Física y Química son en las que los estudiantes confrontan más dificultades.

CAUSAS

Para Diógenes Sánchez, dirigente de la Asociación de Profesores de Panamá (Asoprof), el bajo rendimiento escolar ‘es un reflejo de la sociedad panameña'. Sánchez sostiene que en la cultura panameña ‘no se promueve el estudio, sino la diversión, los vicios, el licor y las fiestas; factores asociados que inciden en la deserción escolar'.

El mundo de las drogas, apuntó, agrega inseguridad a muchas escuelas e ‘incide en que los jóvenes sean más violentos'. ‘Los tentáculos de las pandillas han penetrado algunos colegios', sentenció preocupado el dirigente.