Temas Especiales

12 de Apr de 2021

Nacional

Especialistas para cuidados intensivos

Desde las aulas de Udelas

Las Unidades de Cuidados Intensivos (UCIs) son áreas altamente especializadas, limitadas por el número de visitantes de los pacientes. Son unidades donde se ofrecen atención y cuidados integrales a los pacientes en condiciones críticas.

Estos pacientes son intervenidos con diversos dispositivos, técnicas, terapias y procedimientos invasivos y no invasivos adheridos o insertados en diferentes áreas de su cuerpo, con la finalidad de ser tratados, evaluados y monitoreados en tiempo real y periódicamente.

En estas unidades se cuenta con diversos profesionales especializados que ofrecen sus servicios (médicos intensivistas, enfermería, técnicos de enfermería, técnicos de radiología, tecnólogos médicos, farmacéuticos, nutricionistas, especialistas consultores, y otros profesionales).

La atención y cuidado integral de dichos pacientes es aplicada por profesionales que poseen destrezas y habilidades en cuidados cardiorespiratorios, necesarios para estos pacientes.

Las funciones y responsabilidades son muy específicas, cada uno de los profesionales realiza evaluaciones asertivas, monitoreo continuo y un abordaje apropiado con la finalidad de hacer la diferencia en el progreso y evolución de estos pacientes en estado crítico.

Los cuidados respiratorios que se le aplican a los pacientes en las UCIs son proporcionales a las técnicas, procedimientos y monitorización que necesita el paciente en estado crítico basado en el trastorno o patología que le afecta.

Dichos cuidados son indicados desde el momento en que el paciente es ingresado a la unidad. Actualmente, la demanda de atención a los pacientes en las UCIs ha aumentado y con ello la interacción del paciente con trastornos cardiopulmonares.

Los cuidados respiratorios que se ofrece en las UCIs son vitales para el apoyo y soporte de vida. Estos cuidados se ofrecen a todos los pacientes que son entubados y conectados a un ventilador mecánico, para ser ventilados. De allí se deberá tratar la colocación de la vía aérea artificial, ya sea un tubo orotraqueal o una cánula de traqueostomía, su fijación, higiene y cambio periódico de los mismos. Los cuidados de las vías aéreas son esenciales, inicialmente porque de allí depende la interacción del paciente y el ventilador, el cual le provee la ventilación y oxigenación simultáneamente.

Los cuidados respiratorios están centrados en asegurar un régimen de cuidado óptimo en los pacientes con afectaciones respiratorias (desde la perspectiva del medicamento (nebulizado o inhalado) y el uso adjunto para la higiene bronquial del sistema cardiorespiratorio). Además, los especialistas de la unidad participan en otros cuidados preventivos, como aplicación de las estrategias del control de infección; ofreciendo seguimiento y minimizando las infecciones que podrían ser adquiridas en la unidad.

En la aplicación de los cuidados respiratorios es importante cumplir con las precauciones universales (lavado de manos y adherirse a las prácticas de aislamientos establecidas y ser ejemplo para otros proveedores en las UCIs), ya que somos responsables como profesionales proveedores de salud. Con estas prácticas se apoya en la prevención de la neumonía asociada al ventilador (NAV), neumonías adquiridas en los hospitales, y en las infecciones asociadas a la atención de la salud (IAAs).

Estos cuidados se extienden desde un riguroso lavado de manos, manejo cuidadoso y prevención de contaminación con los equipos respiratorios, mantener una higiene bronquial a través de la deambulación temprana, posición adecuada, destete rápido de la ventilación mecánica, tos y respiraciones profundas, aplicación apropiada de dispositivos inspiratorios, entre otros.

También, evalúan los procedimientos respiratorios para maximizar la eficiencia y efectividad en los costos; Implementan estrategias de cuidados respiratorios, cumpliendo con guías, protocolos y otros procesos para apoyar a la disminución de las admisiones. El cuidado respiratorio es un compromiso, no solo del médico, sino de la enfermera y del terapeuta respiratorio.

Los cuidados respiratorios en las UCIs requieren de una especialidad, de una integración de un equipo interdisciplinario, de habilidades y destrezas que no solo basta con los conocimientos adquiridos en la academia; es necesario agregarles ingredientes esenciales como, amor al prójimo, empatía, integridad, solidaridad y pasión en todas las técnicas, terapias y tratamientos aplicado al paciente que está a nuestro cuidado. De esta manera lograremos hacer la diferencia en la vida de estos pacientes y sus familiares.

DOCENTE UDELAS