Panamá,25º

15 de Nov de 2019

Nacional

‘La Estrella' frente al derecho internacional

Para académicos y analistas internacionales, es un ‘grave error' considerar que la sentencia de la ‘Lista Clinton' sobre ‘La Estrella de Panamá' es una tema de una empresa frente a los Estados Unidos

La Estrella de Panamá con sus 167 años la mayor parte de la historia del país.

A juicio del historiador y profesor de relaciones internacionales Luis Navas Pájaro, los casos del Grupo La Estrella y El Siglo (GESE) son más que un ‘asunto' entre los Estados Unidos y una empresa panameña, ‘pensar eso sería un error grave' y agrega que ‘nadie, en su sano juicio y menos de manera digna, puede aceptar el cierre de ambos diarios'.

La ‘Lista Clinton' o el ‘Kingping Act' es una base de datos o ‘lista negra' elaborada por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, instaurada en 1995 por el presidente Bill Clinton, señala -a criterio de EE.UU.- a personas naturales o jurídicas por supuestos vínculos con el trafico de drogas. Desde mayo de 2016, el accionista mayoritario de La Estrella de Panamá está incluido.

INSTRUMENTOS INTERNACIONALES

Navas señala que a pesar de que esta medida es de carácter interno de los EE.UU., tiene implicaciones extraterritoriales, en clara violación de los acuerdos americanos, el profesor afirma que entre esos acuerdos está la Convención de Montevideo de 1933, donde ‘las naciones americanas acordaron en la capital uruguaya, el principio de la igualdad de los Estados, el principio de no intervención y respeto a la soberanía'. Agrega, además, el profesor universitario, que no se ha respetado un principio elemental del derecho penal de todos los países, ‘que es la presunción de inocencia, como también el derecho al debido proceso y a la legítima defensa', aclarando que es un tema de ‘defensa de principios elementales de derecho' y no ‘si es culpable o no el señor Waked, eso le toca a dilucidarlo a la justicia, con las garantías que merece cualquier ciudadano'.

Sobre este mismo tema, el vicepresidente del Colegio Nacional de Abogados, Juan Carlos Araúz, señala que la medida contra La Estrella de Panamá riñe con la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre, suscrita por EE.UU. y el resto de los países americanos. ‘Hay una serie de principios que comprometen a los Estados que lo firman, como respetar el derecho a la libertad de opinión, expresión y difusión, como también el derecho a la propiedad, debido proceso y un trato justo e igualitario en los procesos judiciales', agrega tras señalar que la medida de Estados Unidos ‘crea condiciones de anormalidad en cuanto al trato justo a un inversionista'. Es inaceptable que un Estado extranjero aplique una normativa que implique ‘la disminución del valor económico de una empresa, como en el caso de La Estrella de Panamá‘, vulnerando incluso principios consagrados dentro de la jurisdicción interna y la propia constitución de los EE.UU., precisó.

EL ROL DEL ESTADO

El profesor Navas señala que, desafortunadamente, desde el Ministerio de Relaciones Exteriores no se han ejecutado acciones o prácticas para defender, primero, la soberanía panameña; segundo, los principios del derecho internacional; y tercero, las normas que rigen los derechos penales en todos los Estados democráticos'.

En esa misma vía, Araúz coincide en señalar que las autoridades panameñas aceptaron el estado de culpabilidad de un panameño y hasta ahora no han honrado lo que establece la Constitución de la República sobre el deber del Estado de ‘proteger en su vida, honra y bienes a los nacionales donde quiera se encuentren', como señala claramente el artículo 17 de la Carta Magna.

Araúz considera urgente tomar medidas frente al gobierno norteamericano y ante organismos internacionales. ‘Lo primero es agotar la diplomacia bilateral; donde se encuentren obstáculos, allí están las instancias creadas por la Organización Estados Americanos (OEA). Será en el escenario internacional donde se libre la lucha de Panamá, a través de las gestiones del Estado panameño para obtener una reacción en el resto de los países del hemisferio y así, no solo hacer presión, sino también tener mayor margen de maniobra para enfrentar la situación', propuso.

Por su parte, el analista internacional y profesor Julio Yao es categórico al señalar que el Gobierno nacional no solo no ha hecho nada ante una ‘violación flagrante de la soberanía', sino que mantiene una postura ‘irresponsable' en el ‘abandono de sus deberes' constitucionales, lo cual, asegura el analista, implica que el propio presidente se ha restado ‘autoridad política y moral' ante el resto de la sociedad.

LA HISTORIA DEL PAÍS

El cierre de La Estrella de Panamá representa el cierre de los ‘archivos de la familia', así lo define el profesor Yao. ‘Es un diario de 167 años de existencia, el más antiguo del país y tercero más antiguo de América Latina, entonces obligar al cierre es como pedir que olvidemos cuáles son nuestros orígenes como panameños', y agrega que ‘uno no puede desprenderse de la historia, y ‘La Estrella de Panamá' es la historia del país'.

‘Tenemos que ser sumamente cuidadoso con esta situación, la soberanía costó mucho sacrificio al pueblo panameño. No olvidemos el 9 de enero y los Tratados Torrijos-Carter, estos echaron por tierra el síndrome de pequeña nación y, a pesar del tamaño de nuestra población y territorio, logramos que los Estados Unidos desmantelaran sus bases militares y entregaran la integridad de nuestro territorio', sentenció Navas. ‘Como nación, hay que orquestar la más férrea unidad frente a este atentado a nuestra soberanía. Antes vencimos por la unidad del pueblo y ahora es momento de repetirlo', puntualizó el catedrático Navas.