La Estrella de Panamá
Panamá,25º

17 de Oct de 2019

Nacional

¿Por qué mataron a Remón?, una pregunta recurrente

El 2 de enero de 2018 habrán pasado 63 años del magnicidio que sacudió Panamá. Ha desaparecido documentación importante relacionada con el asunto. El tiempo no ha podido borrar los enigmas a su alrededor

Contar la historia es de rigor, si se trata del asesinato de José Antonio Remón Cantera.

El vigésimo noveno presidente de la República de Panamá fue asesinado la noche del 2 de enero de 1955, en la casa club del hipódromo de Juan Franco.

Remón era un hípico de tuerca y tornillo. Mucho antes de convertirse en Presidente de la República, era usual verle en la instalación hípica situada en lo que hoy es el sector de Obarrio, un área sumamente céntrica.

Siendo presidente de la República, Remón departía con amigos en presencia de sus guardaespaldas el triunfo de la yegua ‘Valley Star', que cerró la cartilla de aquella fecha, en la que se corrió el clásico Año Nuevo.

De los múltiples relatos sobre lo sucedido aquella noche del 2 de enero de 1955 en Juan Franco, se establece que en el lugar donde se encontraba el mandatario entraron varias personas armadas que le dispararon directamente; en la refriega, Danilo Sousa y José Peralta, ambos acompañantes de Remón, murieron en el acto.

Otra versión sugiere que los asesinos lograron ocultarse tras la decoración que rodeaba la casa club y el Salón Presidencial de Juan Franco, desde donde hicieron los disparos mortales.

Una caricatura aparecida días después trata de corroborar esta última versión, añadiendo que los agresores huyeron cruzando la pista del hipódromo de Juan Franco hasta llegar a un trillo que conducía hasta el Santuario Nacional.

La muerte de Remón fue declarada oficial a las 9:20 p.m. del 2 de enero de 1955, en la sala de urgencias del Hospital Santo Tomás.

EVENTOS POSTERIORES

El 3 de enero de 1955, el vicepresidente José Ramón Guizado tomaba posesión como nuevo Presidente de la República de Panamá.

Al día siguiente, se realizaron las honras fúnebres y la consiguiente suspensión de las garantías constitucionales en todo el país, decretándose tres días de duelo nacional.

LA VIDA CONTINÚA

Pese al magnicidio que sacudió la fibra íntima del ciudadano panameño de mediados del siglo XX, todo lo que Remón había dejado pendiente, principalmente relacionado con la relación de Panamá con los Estados Unidos, junto con la ratificación de los tratados Remón-Eisenhower, negociados por el malogrado mandatario y el presidente estadounidense Dwight Eisenhower.

Pese a que Remón no llegó a suscribir el acuerdo de entendimiento producto de las negociaciones (se haría el 25 de enero de 1995), el trámite para la aprobación del acuerdo siguió adelante, siendo recibido el documento en la Asamblea Nacional para su ratificación el 2 de febrero de 1955, solo un mes después del magnicidio.

VERSIONES MODERNAS

El vicepresidente y luego mandatario, José Ramón Guizado, fue acusado del magnicidio, pero resultó absuelto, al igual que Rubén Miró, quien se declaró como ‘único autor' del hecho.

Ambos ya han muerto. Guizado, el 2 de noviembre de 1964, habiendo proclamado cada día que no tuvo nada que ver con la muerte de Remón.

La suerte de Miró fue distinta. Fue asesinado el 31 de diciembre de 1969, en circunstancias nunca aclaradas.

Más recientemente, y bajo el cada vez más creciente movimiento que tiene el internet, la versión de que había un plan para matar a Remón ha sido publicada.

Según esta publicación, que no registra una autoría responsable, se desprende que el entonces vicepresidente de Estados Unidos, Richard Nixon, se habría presuntamente reunido en Honduras con empleados de la CIA, de nombres Howard Hunt y David Phillips el 1 de enero de 1955, en un encuentro donde ‘se discutieron planes para asesinar al Presidente de Panamá, José Antonio Remón'.

LIPSTEIN

Algunos historiadores, por su parte, relacionan esta publicación con un evento ocurrido precisamente en la fecha del asesinato de Remón.

DATOS PARA LA HISTORIA

José Antonio Remón Cantera fue el vigésimo noveno presidente de la República de Panamá

1 DE OCTUBRE

1952. Remón Cantera asume la Presidencia de la República, luego de triunfar en las elecciones nacionales.

2 DE ENERO

1955. Remón Cantera es asesinado en el hipódromo de Juan Franco, ubicado en el sector de Obarrio, por sujetos armados que presuntamente atacaron desde un sector adyacente a la pista de carreras.

1 DE ENERO

1970. fue encontrado en la carretera hacia Pacora y Chepo el cadáver de Rubén Miró, quien se había atribuido el asesinato del presidente Remón, y que fuera absuelto de los cargos en su contra en 1957. En agosto de 2014, el Segundo Tribunal Superior de Justicia sobreseyó provisionalmente a Armando Contreras, único imputado en el asesinato de Miró.

Irving Martin Lipstein había llegado a Panamá el 2 de enero de 1955 en horas de la mañana, procedente de La Guaira, Venezuela.

No tendría nada de particular su arribo al país, de no ser por sus vínculos con el mafioso Lucky Luciano, a quien presuntamente le había hecho ‘varios trabajos', que incluyeron entre otros el asesinato de ‘Bugsy' Siegel, a quien se le atribuye la gran apertura de casinos en Las Vegas, siendo el principal desarrollador del negocio de las apuestas en el lugar y creador de la más lucrativa actividad ‘lícita' en los Estados Unidos.

Lipstein era un veterano del ejército estadounidense, de manera que su conocimiento del manejo de armas era una de sus especialidades.

Lo curioso de la llegada de este ciudadano a Panamá en la misma fecha del asesinato del presidente Remón.

La CIA desclasificó algunos documentos en los que se presenta información sobre el Caso Remón, destaca que Lipstein se mantuvo muy activo el día del asesinato, pues recorrió varios puntos de la ciudad capital, incluyendo el Canal de Panamá.

La noche del 2 de enero de 1955, Lipstein llegó en autobús al aeropuerto de Tocumen, a fin de pernoctar allí, esperando el vuelo que le llevaría a la ciudad de México, donde tenía fijada su residencia.

Tal movimiento en Panamá permitió detener a Lipstein como parte de las investigaciones relacionadas con el magnicidio; le fueron practicados exámenes de parafina, todos resultaron positivos; es decir, que había estado en contacto con armas de fuego.

Pero Lipstein sale bien librado. En otro documento desclasificado, esta vez proveniente del Departamento de Estado de los Estados Unidos, dejó saber que Lipstein estaba en el área de la Zona del Canal, lejos del lugar donde asesinaron a Remón, y que esto tenía certeza al ser corroborado por un funcionario de la embajada de Estados Unidos en Panamá.

Así que fue dejado libre; sin embargo, Lipstein sería asesinado en México algunos años después, dejando en el misterio los motivos reales de su breve estancia en territorio panameño en enero de 1955.

Todo lo expuesto deja completamente abierta la pregunta recurrente de cada 2 de enero: ¿Por qué mataron al presidente Remón?