La Estrella de Panamá
Panamá,25º

23 de Oct de 2019

Nacional

La Responsabilidad Social Universitaria

Las universidades de hoy deberían desarrollar cierta preocupación por innovar, mejorar permanentemente los procesos de aprendizaje y garantizar la calidad de los programas,

Los debates internacionales sobre la responsabilidad social (RS), se centran en el tipo de enfoque que prevalece en el mundo empresarial, al momento de definir sus estrategias de impacto social en la vida de las comunidades y de la gente, alrededor de proyectos de desarrollo social. Se hace énfasis además, en la necesidad de contar con políticas públicas coherentes, integradoras de los grandes temas nacionales, fortalecer la participación ciudadana, exigir el cumplimiento del papel del Estado como ente de supervisión y regulación de la sociedad, y promover la RS bajo un nuevo enfoque que supone el manejo ético empresarial.

Las universidades de hoy deberían desarrollar cierta preocupación por innovar, mejorar permanentemente los procesos de aprendizaje y garantizar la calidad de los programas, comprometerse en alianzas con la sociedad en la intervención, la búsqueda de respuestas y soluciones a los problemas que enfrenta nuestra sociedad, desde un enfoque integral. Obviamente, que la necesidad de un compromiso social de esta naturaleza requiere también de esa búsqueda de estrategias, herramientas y lineamientos de cómo hacerlo, cómo transversalizarlo en el currículo universitario y hacerlo parte de la vida institucional. En este sentido, la Universidad Especializada de las Américas (UDELAS), se plantea la necesidad de profundizar el tema de la RS, con la finalidad de definir cuál es nuestro rol y compromiso ético con la sociedad panameña.

Queda claro que la universidad requiere dar el salto hacia una RS de siglo XXI, porque es necesario fortalecer los procesos de rendición de cuentas a lo interno de la universidad en primer lugar, y hacia la sociedad. Esto es clave para lograr ese cambio de paradigma tan necesario, de pasar de universidades intramuros hacia universidades comprometidas con la dinámica de nuestras sociedades, que se transforman permanentemente, que evolucionan y con ello los aprendizajes, no solo lo que se aprende, sino cómo se aprende, y lo más importante, como lograr transformaciones profundas en los futuros profesionales.

La Responsabilidad Social Universitaria (RSU) se presenta como un desafío a las universidades, dado que este concepto implica que los centros de educación superior se comprometen no sólo a formar buenos profesionales desde el punto de vista técnico y científico, también personas sensibles a los problemas de los demás, comprometidas con el desarrollo de su país y la inclusión social de los más vulnerables, personas entusiastas y creativas en la articulación de su profesión con la promoción del desarrollo participativo de su comunidad.

De acuerdo con François Vallaeys, de la Pontificia Universidad Católica del Perú, ‘después de reconocer que no sólo se trata de reformar a las malas políticas, sino también a los malos conocimientos y epistemologías que la Universidad contribuye en producir y transmitir, y que inducen estas malas políticas, cada Universidad podrá empezar a elaborar su propio diagnóstico y reforma. La Responsabilidad Social Universitaria exige, desde una visión holística, articular las diversas partes de la institución en un proyecto de promoción social de principios éticos y de desarrollo social equitativo y sostenible, para la producción y transmisión de conocimientos responsables y la formación de profesionales ciudadanos igualmente responsables'.

En este sentido, una política de RSU, debe organizarse en torno a los cuatro ejes fundamentales en los que se sustentan las instituciones de educación superior, a saber: docencia, investigación, extensión y gestión.

Es necesario, la definición de una política de RSU que, a lo interno de la universidad, dé contenido y forma a la puesta en práctica del compromiso que las universidades panameñas deben asumir, en su condición de centros de estudios superiores que forman a los futuros profesionales del país que serán los/las responsables de dirigir las políticas tanto del sector público como privado. Se trata de:

Asumir un compromiso en el desarrollo de investigaciones aplicadas para una mejor comprensión acerca del papel, la dinámica y el impacto de las instituciones de educación superior en la creación de valor social, cultural, ambiental y económico para el país. Una tarea primordial para el logro de este objetivo, es documentar experiencias exitosas relacionadas con la gestión de la responsabilidad social universitaria.

Facilitar procesos de formación del personal docente y administrativo en temas relacionados con la responsabilidad social, dirigidos a promover una nueva cultura para el diálogo entre la academia, la sociedad, las organizaciones sociales, las comunidades y la población en general.

Impulsar un modelo pedagógico que ponga en práctica un proceso de enseñanza-aprendizaje que posibilite experiencias de aprendizaje para un liderazgo responsable. que los nuevos profesionales que se formen en nuestras universidades pongan en práctica una vez se inserten en las organizaciones, instituciones, empresas.