La Estrella de Panamá
Panamá,25º

16 de Oct de 2019

Nacional

El CD pide cambios en educación

Según el dirigente opositor Rómulo Roux, es necesario que todos los actores de la educación elaboren un nuevo sistema educativo funcional

Rómulo Roux, presidente del Cambio Democrático.

El recién electo presidente del colectivo opositor Cambio Democrático (CD), Rómulo Roux, reclama al Gobierno el impulso de cambios en el sistema educativo nacional que permitan un mejor rendimiento.

En un pronunciamiento este fin de semana, Roux expresó que se requiere trabajar en una modificación profunda al sistema para seguir el rumbo que todos queremos y lograr de beneficio para todos.

Añadió que cada año se enfrentan los mismos problemas al inicio del año escolar, tales como escuelas en mal estado, deterioradas por falta de mantenimiento y docentes sin nombrar, tan solo para mencionar los más recurrentes, pero es poco lo que se hace para mejorar estos males.

Según el opositor, el escenario en el que se recibe a los estudiantes panameños es desalentador y refleja falta de planificación e improvisación constante.

En su opinión, con lo que ha estado sucediendo, parece que los problemas en nuestras escuelas y colegios solo surgen al inicio de la temporada escolar y el resto del año desaparecen, cuando en realidad se agravan.

‘Como primer elemento, hay que sacar la política de la ejecución educativa',

RÓMULO ROUX, CD

Esta situación obliga a diseñar un plan de mantenimiento permanente, independientemente de quién esté gobernando.

Hay que sacar la política de la educación y pensar en los estudiantes y el esfuerzo que realizan los padres de familia para educar a sus hijos y prepararlos para el inicio del año escolar.

Además, Roux consideró que el problema de la educación se ha agravado por falta de un liderazgo nacional que perciba a la educación como una herramienta para el crecimiento y desarrollo del país. Añadió que se debe empezar convocando a los padres de familia, estudiantes, sector privado, docentes y a todo el país en un diálogo nacional que establezca cómo cambiar la educación, con una visión de Estado que sea respetada por los próximos gobiernos, y evitar así seguir improvisando cada cinco años, porque los únicos perjudicados por la falta de una política son los jóvenes y la educación que están recibiendo, puntualizó el dirigente opositor.