La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Nacional

Amenaza de huelga se cierne sobre la empresa Etesa

Los trabajadores de la empresa eléctrica estatal alegan que la actual administración ha inclumplido algunos compromisos pactados en la convención colectiva. Llevaron sus reclamos al Ministerio de Trabajo

Etesa se encarga de la red de transmisión de energía eléctrica en el territorio nacional.

En medio de una agitada semana en materia política e informativa, por los lados de la Empresa de Transmisión Eléctrica (Etesa) se ciernen vientos de paralización, ante lo que los trabajadores consideran como el incumplimiento de más de un punto pactado en la convención colectiva que rige en esta empresa, una sociedad anónima cuyo capital accionario es netamente propiedad del Estado panameño.

Jorge Alegría, dirigente del sindicato que aglutina a los trabajadores de Etesa, declaró a La Estrella de Panamá que han presentado sus reclamos ante el Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral (Mitradel) y que a pesar de las negociaciones con la empresa, hay varios puntos que no se han resuelto.

‘Por qué insistir en mudar la institución en momentos en que no hay recursos',

JORGE ALEGRÍA

TRABAJADORES DE ETESA

Afirmó que uno de los temas pendientes tiene que ver con el pago de un bono anual que corresponde al 100% del salario que deben recibir los trabajadores y que no se les ha cancelado.

Según Alegría, la empresa alega que no hay ingresos para cancelar lo que les corresponde en la bonificación.

El bono se debe pagar por un monto fijo que corresponde al 70% del salario que devenga cada trabajador anualmente, el cual se divide en un 30% que corresponde a una evaluación de desempeño que se hace de acuerdo al rendimiento que ha tenido el trabajador de manera individual en el año inmediatamente anterior .

De acuerdo con Alegría, por los problemas económicos que existen se les informó que sólo se podía cumplir con el 10% y el resto quedó pendiente, sin que se les explicara qué sucedería.

La situación llevó a los trabajadores a hacer los reclamos ante las instancias que les permite la ley.

Por esta y otras razones, acudieron al Ministerio de Trabajo y esta causa ha motivado una amenaza de huelga.

No obstante, el dirigente se pregunta cómo es posible que no exista dinero para pagar el bono que es un compromiso que está pactado en la ley, pero sí lo hay para la mudanza a un edificio más lujoso que el que actualmente ocupa la empresa.

El dirigente de los trabajadores asegura que tan sólo para habilitar el nuevo edificio a las necesidades de Etesa habría que invertir entre dos y tres millones de dólares que al final quedarían en el nuevo edificio.

Explicó que el nuevo edificio alquilaría a la empresa un área que todavía no está terminada; es decir, que tendrían que colocar las paredes para divisiones de las oficinas, la instalación eléctrica y de agua potable, así como el cielo raso y las baldosas, y que todo esto sería sufragado por Etesa.

Incluso informó que originalmente se había programado un contrato con la empresa propietaria del nuevo edificio por un periodo de diez años, pero que no fue aprobado por la Contraloría General de la República y se bajó de tres años.

Según Alegría, no se ha justificado a cabalidad el porqué de la mudanza a un edificio que está a unos 500 metros del actual si la empresa no cuenta con los fondos suficientes.

Explicó además que en una de las últimas sesiones de la junta directiva no se permitió la entrada al representante de los trabajadores en esta instancia, lo cual viola la ley, pues tienen derecho a estar representados.

Al concluir esta sesión de la junta directiva, se le informó que no había cambios con respecto al tema del pago de la bonificación, pero que sí había cambios sobre el contrato de alquiler que se había bajado de diez a tres años a razón de $1 millón por cada año, hasta completar los tres años, y que después se definiría qué sucedería con respecto al alquiler del edificio.