La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Nacional

Nacvictimidad: La cara oculta de la Navidad

La Navidad entendida como se promueve en nuestro país, se enmarca en un consumo desenfrenado de todo tipo de objetos y artículos, cargados más de significados económicos que afectivos

Navidad y su Significado, el Ideal vs el Real

Natividad de Jesucristo, celebración santa, momento en el cual la paz, el amor, y la fe cristiana debe reinar en los hogares, a contrario sensu, nuestra sociedad ante estas celebraciones ha internalizado un imaginario y comportamiento colectivo, influenciado en gran medida por el impacto transcultural que modifica su verdadero significado y mensaje, como resultado, las celebraciones se tornan en una adoración al foráneo ‘Santa Claus'.

Por otro lado, el único significado que estas fiestas representan para nuestros niños son las generadas por la constante influencia publicitaria de los medios de comunicación e información, (Internet, Televisión, radio, prensa etc.) cuyos mensajes devorados especialmente por nuestros pequeños —adultos también— van encaminados al consumo excesivo y desenfrenado de juguetes y/o todo tipo de productos asociados con estas fiestas.

CONSUMISMO Y LAS TRADICIONES

En, su obra Vida de Consumo Zygmunt Bauman (2007), señala que el ‘consumismo' es un tipo de acuerdo social que resulta de la reconversión de los deseos, ganas o anhelos humanos, es la principal fuerza de impulso y de operaciones de la sociedad…. consumir es intercambiar significados culturales y sociales, a través de las cosas se crean relaciones entre personas, aclara Castells Manuel. (1984)

La Navidad entendida como se promueve en nuestro país, se enmarca en un consumo desenfrenado de todo tipo de objetos y artículos, cargados más de significados económicos que afectivos. En los últimos años se explotan cada vez más, las necesidades sociales, sicológicas; los sentimientos más profundos e impulsos instintivos localizados todos en el subconsciente. Las necesidades de ser alguien, y los deseos de ternura, cariño, compañía, la libido, el instinto de dominación, los complejos de culpabilidad… etc, son cada vez más promovidos durante estas fiestas.

Por ejemplo, durante las fechas, que preceden la Navidad, como el caso del Día de las Madres, se realzan los complejos de culpabilidad, se proyectan los patrones del buen hijo, padre, esposo, etc… es quien regala o compra a su madre esposa, novia… etc… y el que no lo hiciere así, sería el vivo ejemplo de un mal padre, esposo etc…

LA CRIMINALIDAD QUE SE MANIFIESTA EN VÍSPERAS DE LA NAVIDAD

¿Qué podemos esperar cómo reacción de los individuos que no tienen facilidades para ofrecer un regalo? Será, el robo, hurto y otras manifestaciones delictivas y hechos violentos propios de estas fechas, (y en consecuencia el incremento de la criminalidad) producto de la ‘compradicción' y la obligatoria legitimación de obsequios para estas fechas?

Si revisamos las cifras estadísticas en materia de Delitos Contra el Patrimonio, (robo y hurto en todas sus modalidades, estafa, apropiación indebida, usurpación, extorsión y otros) que registra el SIEC, el mes de diciembre en comparación con el resto de los meses del año, presenta un aumento en cuanto a esta manifestación delictiva, y llama la atención que al observar la criminodinámica, los últimos diez años es decir desde el año 2008 al 2017 de forma ascendente con mayor frecuencia en comparación entre años se registra significativo incremento.

MISIÓN Y VISIÓN DE FLACSO

La Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO) es un organismo regional, instituido por la UNESCO para impulsar y satisfacer necesidades en el conocimiento de las Ciencias Sociales.

El Programa FLACSO-Panamá busca dotar a la población de análisis sobre los principales problemas que la aquejan, y contribuir con las estrategias de programas de solución.

Lo que deseamos establecer no es un determinismo en la criminalidad, y caer en planteamientos que en el siglo XIX, ya superados, se esbozaban respecto a las famosas leyes térmicas de Adolphe Quetelet y André-Michel Guerry que de forma categórica, vinculaban la criminogénesis con el clima y estaciones del año. Lo que nos anima, es entender la dinámica comercial/consumista de la navidad y la predisposición a delitos contra el patrimonio económico.

Es importante dejar muy claro, que las modalidades de criminalidad al cual llamamos la atención, no sólo se limitan a manifestarse en los sectores empobrecidos o carentes de recursos económicos, no señores. En Navidad la criminalidad de Cuello Blanco, que evade impuestos, que altera productos, que oferta artículos de mala calidad y que se enriquece de forma ilícita, también hace su aparición y participa de manera sutil y encubierta victimizando a quienes buscan en estas fiestas lograr algún producto o bien de su interés.

LA MACROVICTIMIZACIÓN NAVIDEÑA

A nuestro parecer, las fiestas navideñas victimizan a la sociedad panameña en su conjunto. Unos son pasivos y otros activos, en una relación de ofendido–ofensor. Lola Aniyar de Castro, en su obra Victimología , (1967) nos habla de las víctimas colectivas, envolviendo a toda una masa dentro de esta situación y agrega que este proceso sucede, cuando ocurre un apoderamiento de la vida social y personal del hombre haciéndolo sumiso a la realidad.

Para muchos, las fiestas navideñas se tornan frustrantes, especialmente para los niños, en estos como en los adultos, se embrionan un impensable número de condiciones que favorecen modelos negativos de comportamientos, debido a que la Navidad y todos sus encantos se tornan, para ellos en un hecho que los segrega y margina.

La Navidad como hecho social, no distingue, la categoría o el origen socio- económico de las personas, y es parte de la dinámica de la sociedad. Por lo tanto, todos los miembros de la sociedad se merecen una Navidad cónsona con la esencia real de estas fiestas, pero sobre todo con su condición económica, sin las construcciones y presiones mediáticas nacionales y menos transnacionales/ extranjerizantes.

Por medio de estas notas queremos reflexionar sobre la Navidad y su celebración en nuestro país, sobre todo con el ánimo de evitar en lo posible, algunas situaciones subyacentes de la misma (frustraciones, desviaciones, delitos, violencia etc.) que se promueven y producen como consecuencia del errado entender del significado de la Navidad.

Finalmente instamos a evitar forjar seres frustrados y en consecuencia delincuentes, por el hecho de hacer de estas fiestas un escenario que predispone a la comisión de delitos, en personas que al no poder satisfacer necesidades, construidas en el mercado y de forma mediática, opten por alcanzar esas metas, (obsequios, bienes, juguetes etc.) a través de medios ilegítimos, que incluyen, hasta la transgresión de la norma legal, Merton Robert. (1964)

En otras palabras, que la Navidad no produzca víctimas y victimizados, que no sea una Navictimidad.