La Estrella de Panamá
Panamá,25º

13 de Oct de 2019

Nacional

El Minsa usó 99% de las vacunas que compró en 2018

De acuerdo con estadísticas del Minsa, de 1,500,000 vacunas que adquirió el Estado a la Organización Panamericana de la Salud (OPS) se aplicaron 1,591,469 dosis

Este año, las vacunas protegen contra dos cepas.

En 2018, el 99% de las vacunas que el Ministerio de Salud (Minsa) compró para la influenza se utilizaron, lo que marca un nuevo récord para la medicina preventiva local.

De acuerdo con estadísticas del Minsa, de 1,500,000 vacunas que adquirió el Estado a la Organización Panamericana de la Salud (OPS) se aplicaron 1,591,469 dosis. El titular de Salud, Miguel Mayo, explicó que la cifra de vacunas aplicadas aumenta porque una dosis alcanza para inmunizar a dos niños hasta los tres años.

Las estadísticas también revelan que quedarían aproximadamente 6,702 dosis, lo cual representaría el 1% de las dosis adquiridas. El total de las vacunas que no se han aplicado representaría un costo de $37,531 que se estarían perdiendo, pues vencen este 31 de diciembre de 2018.

El ministro Mayo hizo un llamado a la población que no se ha aplicado la dosis, para que se dirija a los diferentes centros de salud u hospitales y se la apliquen.

Este año, a diferencia de los anteriores, se compraron vacunas tetravalentes; es decir, que sirven para proteger contra dos cepas de influenza A y dos de influenza B (cepas circulantes en Panamá).

Cada dosis tiene un costo de $5.60, lo que representa una inversión de $8.4 millones para el Estado, pero a los ciudadanos se les aplica de manera gratuita, tanto en los centros de salud como policlínicas y hospitales, ya sean de la Caja del Seguro Social o del Ministerio de Salud.

Para el ministro Mayo, las estadísticas récord de este año indican que el ciudadano está tomando conciencia y se está aplicando las vacunas recomendadas.

ESTADÍSTICAS ANTERIORES

En 2017 se adquirieron dos millones de dosis para la gripe estacional por un monto de $10.9 millones, pero solo se pudo aplicar 1.3 millones, perdiéndose 700 mil vacunas. Esto representó una pérdida aproximada de $2.4 millones para el Estado.

A pesar de la pérdida, se logró vacunar en el año 2017 al 60% de la población, gracias a las constantes jornadas de vacunación.

En el año 2016, el Ministerio de Salud compró tres millones de dosis, de las cuales solo se aplicaron 2,500,000 vacunas.

Las que se dejaron de aplicar representaron una pérdida para el Estado de $1.5 millones. Ese año se logró inyectar al 63% de la población, una cifra récord en el país, de acuerdo con el Minsa.

Mientras que en 2015 se adquirieron un millón de vacunas. De esta cifra, solo se aplicaron 600,000 dosis y se descartaron 400,000, lo que representó una pérdida de $1.4 millones.

¿QUÉ ES LA INFLUENZA?

La influenza es una enfermedad respiratoria aguda, causada por un virus que se transmite de persona a persona, a través de las gotitas de saliva que se esparcen al toser o estornudar.

Sus signos y síntomas pueden ser percibidos durante tres o siete días. Pueden incluir fiebre, tos, dolor de garganta y secreción nasal.

Los niños infectados con el virus de la influenza pueden tener crisis de náuseas y hasta vómito.

Los especialistas recomiendan el lavado de manos frecuente y cubrirse la boca al toser. Si las personas no se tratan a tiempo, pueden llegar a presentar complicaciones, como neumonía, bronconeumonía o bronquitis, sinusitis y otitis media.