La Estrella de Panamá
Panamá,25º

15 de Oct de 2019

Nacional

Mortandad de peces es por fenómeno natural, Sempris

El Ministerio de Ambiente recogió muestra de los peces muertos en Amador y descarta que se trata de contaminación del agua por derrame de químicos

La tarde de este domingo, los visitantes de isla Flamenco, en Amador, quedaron impactados por la gran cantidad de peces muertos que se observan entre los yates atracados en el muelle.

Las especulaciones sobre las causas inundaron las redes sociales y este lunes, el Ministerio de Ambiente (MiAmbiente) salió a aclarar que se trata de un ‘fenómeno natural' que ocurre en esta época y que también afecta al golfo de México y algunas zonas del resto de Centroamérica.

El ministro de Ambiente, Emilio Sempris, explicó que se trata del fenómeno de afloramiento de algas marinas, mejor conocido como ‘marea roja', que deja sin oxígeno a los peces y mueren.

‘Es un fenómeno natural y no está vinculado a ningún tipo de contaminación al agua por derrame de algún químico', recalcó el ministro.

Este lunes, MiAmbiente realizó una inspección en la zona de Amador y tomó muestras para los respectivos análisis.

Informó que cada vez que ocurre este tipo de eventos, es común que las aves, como los pelícanos, se alimenten de los peces muertos, por lo que el monitoreo incluye los otros impactos que se pueda generar por el fenómeno.

El ministro indicó que en Pedasí, en la provincia de Los Santos, también se registraron peces muertos, pero que el mayor impacto por el fenómeno ha sido en el golfo de México. MiAmbiente mantiene un monitoreo constante de las imágenes satelitales sobre el fenómeno.

Sempris dijo que el fenómeno puede durar una semana, pero puede volver a ocurrir en otro momento de la estación seca. La especie más afectada ha sido la sardina, indicó.

El ministro recomendó a la población no consumir estas especies y destacó que MiAmbiente tiene un protocolo para recoger los peces muertos que luego son cremados.

Sempris recordó que en el año 2002 este fenómeno fue muy fuerte que afectó gravemente el sector pesquero en El Salvador. Sin embargo, en esta ocasión, a su juicio, el fenómeno natural no tendrá un impacto significativo en el ambiente, como tampoco en la industria pesquera del país.

Recalcó que la entidad estará monitoreando el comportamiento de la marea roja.

‘Es un fenómeno natural y no está vinculado a ningún tipo de contaminación del agua por derrame de algún químico',

EMILIO SEMPRIS

MINISTRO DE AMBIENTE