La Estrella de Panamá
Panamá,25º

16 de Oct de 2019

Nacional

Fiscal de caso ‘pinchazos': ‘fue una violación sistemática a la intimidad'

Después de tres años y medio de iniciado el proceso contra Ricardo Martinelli, este viernes se presentó el escrito de acusación y la teoría del caso tanto de la Fiscalía como de abogados defensores y querellantes

El exmandatario Ricardo Martinelli está detenido en la cárcel El Renacer desde junio del año pasado.

El fiscal superior Aurelio Vásquez inició la sustentación de la teoría del caso contra Ricardo Martinelli citando unas declaraciones del expresidente: ‘tengo el dossier y el pedigrí de todos'.

Las declaraciones fueron dadas por Martinelli al noticiario matutino de Telemetro cuando era presidente de la República. En ese entonces, las acusaciones contra Martinelli eran mediáticas. Ahora, cinco años después de abandonar el poder, enfrenta un juicio oral por cuatro delitos relacionados con los ‘pinchazos telefónicos' ordenados durante su gestión gubernamental.

Este viernes, se retomó el juicio oral contra Martinelli en medio de contratiempos. La audiencia estaba programada para las 9:00 de la maña; sin embargo, empezó a las 11:00 a.m y, 37 minutos después, se suspendió.

Al llegar al Sistema Penal Acusatorio (SPA) de Plaza Agora, Martinelli sufrió una crisis hipertensiva al punto de que se llamó a la asistencia del sistema de emergencia 911. El exmandatario fue evaluado por los paramédicos del 911 y del Ministerio de Salud (Minsa), quienes determinaron que su presión estaba en 160 sobre 100.

El Tribunal de Juicio Oral decidió trasladar al exmandatario al hospital para que fuese evaluado por un médico y la audiencia se retomó a las 3:29 de la tarde. Entre las medidas que se adoptaron fue la de tener un médico permanentemente durante todo el proceso del juicio: el designado fue Eduardo Rodríguez, médico del centro penitenciario El Renacer, donde atiende al exgobernante.

Así, y luego de tres años y medio de iniciado este proceso en contra del expresidente, finalmente se leyó el escrito de acusación por parte del Ministerio Público (MP), representado por los fiscales superiores Vásquez y Ricaurte González. Luego, el fiscal, abogados querellantes y defensores sustentaron su teoría del caso.

Antes, el Tribunal de Juicio Oral revocó la condición de ‘querellante autónomo' del abogado y víctima de los pinchazos Rosendo Rivera.

La decisión del Tribunal de Juicio Oral —integrada por los jueces Roberto Tejeira, Raúl Vergara y Arlene Caballero— obedeció a que Gustavo Pérez, abogado de Rivero, no presentó una acusación distinta a la sustentada por el MP.

El juez Tejeria explicó en la audiencia que se debió presentar una acusación distinta o en todo caso agravada a la que mantiene el MP. Sin embargo, decidió mantener a Rivero dentro del proceso como querellante coadyuvante del MP, como el resto de los abogados querellantes que representan a víctimas de los pinchazos telefónicos .

El fiscal González dijo durante la presentación de escrito de acusación que se estableció por parte de Martinelli un ‘aparato de poder para violar derechos humanos', donde las víctimas eran conocidas como ‘objetivos'.

A juicio del fiscal González, se dio ‘una violación sistemática a la intimidad' de las personas. Para esto, dijo, se suministró los recursos y equipos necesarios usando fondos públicos.

También dijo que después de las elecciones de mayo de 2014, en la que perdió el candidato oficialista José Domingo Arias, Martinelli ordenó demoler las instalaciones y los equipos utilizados.

¿Quién tenía interés de conocer la vida de Mitchell Doens, Balbina Herrera y Aurelio Barría?, se preguntó el fiscal Vásquez. Ni los técnicos, ni los directores del Consejo de Seguridad, era el hoy acusado Martinelli, se respondió el fiscal.

Para realizar las interceptaciones, Martinelli designó a Ronny Rodríguez alias ‘Didier' y otras dos personas más, indicó el fiscal.

Carlos Carrillo, uno de los que lidera el equipo de defensa de Martinelli, integrado por siete abogados, indicó que la Fiscalía no podrá demostrar que el exmandatario, a través de funcionarios, utilizó equipos para interceptar comunicaciones como tampoco utilizó equipos.

‘Martinelli no recibió informes, no dabas órdenes, no asistía físicamente al Consejo de Seguridad', dijo el abogado.

Agregó que no se demostrará que Martinelli ordenó la intervención de correos electrónicos, como tampoco pidió perseguir a nadie. ‘No existe ni una sola orden escrita que vincule a Martinelli con los delitos de los que hoy se le acusa', resaltó Carrillo.

Además indicó que tampoco existe pruebas por el delito de peculado. A juicio de Carrillo, se han afectado derechos a Martinelli durante este proceso y citó las prácticas que se hicieron para la recabación de pruebas que, según dijo, ‘en el marco de la ley no pueden ser valoradas'.

‘Vamos a demostrar la no culpabilidad de Martinelli y las violaciones a las leyes', insistió el abogado.

Negó que el exmandtario haya desmantelado el Consejo de Seguridad y que la única orden que emitió fue que ‘no se violaran los derechos humanos y que se hicieran seguimiento a políticos'.

Para el abogado Carlos Herrera Delegado hay ‘evidencia en demasía' en contra de Martinelli. ‘El propósito siempre fue el de cometer delitos y una vez que perdió las elecciones procuró que se borraran las pruebas', recalcó el abogado que representa al médico jubilado Mauro Zúñiga, quien fue una de las víctimas de los pinchazos telefónicos.

El juicio oral se retoma el próximo lunes a las 9:00 de la mañana con los testigos del Ministerio Público. Ese día está citado el testigo protegido que la defensa pide revelar su identidad.