Temas Especiales

20 de Sep de 2020

Nacional

Defensa intenta demostrar contradicciones en diligencias

La defensa intentó demostrar contradicciones con respecto a la velocidad del Internet contratada en el Consejo de Seguridad y plantear si era apta o no para la operación del sistema Pegasus

Defensa intenta demostrar contradicciones en diligencias 
Defensa intenta demostrar contradicciones en diligencias

En el desarrollo de la sesión de este jueves, del juicio contra el expresidente Ricardo Martinelli, la defensa centró su contra interrogatorio en aspectos técnicos sobre las diligencias de inspección ocular que había realizado el perito Luis Rivera Calles, jefe de informática forense del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses.

En este sentido, la defensa intentó demostrar contradicciones con respecto a la velocidad del Internet contratada en el Consejo de Seguridad y plantear si era apta o no para la operación del sistema Pegasus, utilizado para espiar a docenas de figuras empresariales, periodistas, sindicalistas y otros.

Uno de los puntos que la defensa buscó dejar por sentado, fue la diferencia en las fechas registradas en un correo, supuestamente enviado por la periodista Siria Miranda de TVN al correo Brad.Pry507@gmail, correo donde se halló la información producto de las intervenciones telefónicas.

Al respecto la defensa planteó, en voz del abogado Alfredo Vallarino, que dicho correo se imprimió en el año 2014, sin embargo, mantiene fecha del 2015. Lo que al equipo de abogados le interesaba dejar por sentado era que “se tienen documentos alterados y por lo tanto, no existe garantía de que no se haya manipulado la evidencia”, según el abogado Alfredo Vallarino.

Al salir de la sesión el fiscal Aurelio Vázquez dio una explicación a esto. Indicó que dicho correo es de carácter personal y no institucional. Añadió que el perito hizo alusión a un correo del año 2015, sin embargo, por estrategia de la defensa, se omitió decir que en el pie de página existía un link que tenía la fecha del año 2014.

Otro de los puntos que se analizó hoy durante la sesión fue la velocidad  de internet contratada por el Consejo de Seguridad con la que supuestamente operaba el sistema Pegasus.

La defensa del expresidente interrogó a Rivera Calles para conocer que funcionalidad tendría el software con un contrato de 15 MB que había efectuado el Consejo de Seguridad con la empresa Liberty Technologies. A lo que este respondió que solo pudiera ofrecer Internet a dos servidores, pues si alimentaba a más computadoras, el servicio se desempeñaría muy lento debido al tráfico de datos.

En su momento, cuando la fiscalía interrogó a Rivera Calles sobre este mismo tema, el fiscal preguntó cómo sería el servicio de Internet con una velocidad de 50 MB, a lo que éste respondió que sería muy amplia con una gran velocidad, tomando en cuenta la fecha en que fue contratado.

Vázquez indicó que el contrato que se realizó con Liberty Technologies, al cual se refirió la defensa, podría no ser el único que tenía el Consejo de Seguridad.

Con gran confianza añadió que cuando toque el turno de comparecer a la directora de informática del Consejo de Seguridad, aclarará la información sobre la velocidad y la cantidad de contratos que firmó la entidad entre 2012-2014.

Vásquez se mostró satisfecho por la labor del Tribunal, a pesar de que en varias ocasiones durante de la sesión, reclamó al Tribunal su flexibilidad al momento en que la defensa preguntaba al testigo sobre asuntos técnicos practicados en las diligencias de inspección ocular.

“Yo creo en el Tribunal, pero hay un principio en el sistema acusatorio que es la igualdad de armas. Si el perito fue admitido como tal, cuando lo presentamos ante el tribunal este lo tomó como un testigo porque aparentemente hizo un acompañamiento a la fiscalía en calidad de testigo. Pero en realidad estas diligencias las debe hacer alguien con experiencia no cualquier persona”, señaló Vásquez.