La Estrella de Panamá
Panamá,25º

13 de Nov de 2019

Nacional

Colón: otro 5 de noviembre entre promesas, tragedia y esperanza

Laurentino Cortizo llegó a Colón este martes junto con una nutrida delegación. Llevó promesas y frases alentadoras

Sesión Solemne del Consejo Municipal del distrito de ColónCedida

En las postrimerías del año, hoy se suma otro 5 de noviembre al calendario de festividades patrias. El día de Colón, día en que se consolidó la separación de Panamá de Colombia hace 116 años. 

El escritor y profesor Luis Navas Pájaro, lo describió mientras recibía el Pabellón Nacional como uno de los abanderados de este 5 de noviembre: "Tenemos patria en razón de ese sacrificio que se hizo ese día en Colón; por eso no es sólo el día de Colón, sino de la Patria".

El segundo abanderado del pabellón nacional este 5 de noviembre fue Irving Saladino, deportista colonense que ganó la medalla olímpica de oro en 2008. Actualmente es director técnico en el Instituto Panameño de Deportes y desde allí prepara a los atletas de cara a los Juegos Panamericanos de 2022. Luego de recibir la bandera nacional, Saladino se sumaría a las filas de una banda independiente para honrar a su ciudad durante los desfiles. 

Siguiendo el guión protocolar de cada 5 de noviembre, este  martes se trasladó desde la ciudad de Panamá lo más espero del gabinete Ejecutivo hacia Colón, para celebrar, exaltar, engrandecer, etc, etc, a la provincia. También llegaron con promesas...y más promesas.

Una de ellas fue la creación de un centro de bellas artes en las instalaciones del icónico colegio Abel Bravo, antes enclavado en el corazón de la ciudad. El colegio se trasladó a las afueras de la provincia, y el terreno quedó allí, a expensas de ser engullido en algún momento por la gula inmobiliaria, o comercial, o la portuaria, quizás. La noticia la dio el recién estrenado ministro de Cultura, Carlos Aguilar. 

‘Colón merece una realidad verdadera, no maquillada’, declamó el representante del corregimiento Cristóbal del Este, Yoel Rodríguez, en la sesión solemne que por primera vez tuvo como escenario un hotel: el Sand Diamond, propiedad del perredista y asesor presidencial para asuntos de Colón, Alí Waked.

También es la primera vez que un gobierno perredista verá los desfiles del 5 de noviembre en las afueras del casco viejo y no en la avenida Bolívar, donde históricamente se han hecho. Este año el desfile se trasladó a Cuatro Altos por seguridad ante brotes del mosquito aedes aegypti.

Según la ministra de Salud, Rosario Turner, ‘no es una alarma’. Pero Navas Pájaro recordó que antes de la construcción del canal, las medidas sanitarias ‘eran inexistentes en Colón’, pero que ahora "resulta lamentable que tengamos focos de aedes aegypti cuando eso se erradicó”. Además, instó a las autoridades a retomar la seguridad y salubridad de la ciudadanía panameña.

‘Sin engaños ni mentiras dulces’:

El presidente Laurentino Cortizo anunció que reactivaría el proyecto de Renovación Colón. En un breve discurso, con voz enérgica que a ratos se quebraba, espetó ‘Vamos a levantar Colón, trabajando unidos...vamos juntos a sembrar la semilla de mañana, que cosecharán sus hijos y sus nietos”

Antes de eso, al inicio del acto, había tomado el micrófono el polémico alcalde de la provincia, el también perredista Alex Lee, para decirle a Cortizo que “Colón le está comprando la promesa”. Según el burgomaestre, este gobierno no sería como el anterior (el del panameñista Juan Carlos Varela), en donde “nuestro mayor sueño se convirtió en nuestra peor pesadilla”, auguró el soñador que hace unos meses se auto aprobó un jugoso aumento de salario.

Los actos oficiales del 5 de noviembre culminaron pasadas las 10:00 am. Lo más llamativo fue quizás cuando Luis Navas Pájaro le recordó a Cortizo, mientras recibía la bandera, que las reformas constitucionales debían representarnos a todos, y le pidió que incluyera en la discusión a todos los sectores.