Panamá,25º

07 de Dec de 2019

Nacional

'La violencia contra la mujer es un problema de salud pública'

Un panel de lujo analizó temas como la violencia sexual, el acoso callejero, el machismo, la educación sexual y la negligencia estatal en el marco del Día Internacional  de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer

En el 2018 se presentaron hasta octubre 2,154 denuncias por violación. En el mismo periodo del 2019: 2,238.Aris Martinez | La Estrella de Panamá

La violencia sexual contra las mujeres debe considerarse un problema de salud pública y, como tal, debe plantearse una estrategia de Estado a corto, mediano y largo plazo para prevenirlo, para evitar llegar a la última etapa: el crimen.

Este análisis es una de las conclusiones a la que llegaron las expertas que abordaron el tema este lunes en un panel en La Estrella de Panamá. Desde una perspectiva didáctica, la fiscal Maruquel Castroverde, la psicóloga forense Lesbia González, la trabajadora social Yuri Pittí, la socióloga Lollalty Moreno y la abogada Deika Nieto, compartieron sus conocimientos y experiencias sobre el tema con los lectores e internautas de este medio.

La fiscal superior coordinadora de asistencia de juicio de la Fiscalía Metropolitana, Maruquel Castroverde, explicó que incluso en las estadísticas hay inconsistencias por parte del Estado para encarar la violencia y el acoso a la mujer. Expresó que en efecto la ley no separa el acoso laboral del acoso sexual, razón por la que muchas veces empeora con la coacción o el miedo a represalias por parte de la víctima, que la mayoría de las veces opta por desistir de la denuncia, para evitar el calvario del proceso engorroso a nivel penal.  

El “campo minado” del abuso sexual en Panamá

Lee más

Deika Nieto fue presidenta de Asociación Panameña Para El Planeamiento De La Familia (Aplafa) y actualmente asesora como voluntaria a la directiva de la institución. Para ella urge establecer políticas públicas y educación sexual en las escuelas para prevenir los embarazos precoces, que muchas veces son producto de violación sexual a menores de edad. Recordó que en la administración de la exministra Lucy Molinar en el Meduca, se le prohibió a las instituciones como Aplafa ir a las escuelas para proveer información, apelando solo a la abstinencia que "debían" practicar los menores de edad. 

Yuri Pittí fue otra de las panelistas. Es trabajadora social y puso el dedo en la llaga del abuso sexual infantil, apuntando que en muchos casos los victimarios están dentro del entorno familiar, lo que exige que el Estado garantice, a pesar de la familia en esos casos, el bien del menor y no que mire para otro lado. "Las cifras de embarazo infantil, violaciones sexuales y VIH indican que necesitamos educación sexual urgente".

La psicóloga Lesbia González, por su parte, planteó el flagelo del machismo y los estereotipos que históricamente han pesado sobre la mujer, alimentando un sistema androcéntrico que banaliza muchas veces el derecho de la mujer de sentirse segura en cualquier entorno, autolimitándose ella misma de hacer algunas cosas, viajar a algún lugar o caminar por una calle.

La socióloga Lollalty Moreno explicó que vivimos en una sociedad hiperviolenta, donde las conductas violentas se empiezan a percibir como un modo de superviencia. Moreno agregó que en cuanto a equidad de derechos entre hombres y mujeres, Panamá ha avanzado, pero reiteró que faltan más campañas que sensibilicen a los panameños. 

La Organización de la Naciones Unidas (ONU) define la violencia hacia la mujer como "todo acto de violencia que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o sicológico para la mujer, así como las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de la libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la vida privada".

De acuerdo con las estadísticas del Ministerio Público (MP), en el 2018 se presentaron hasta octubre 2,154 denuncias por violación. Mientras que en el mismo periodo de tiempo del 2019, se presentaron 2,238.

El MP detalla que registró, hasta octubre de 2018 un total de 34 denuncias de acoso sexual. El siguiente año, para el mismo periodo, existen 36 denuncias.