Panamá,25º

07 de Dec de 2019

Nacional

Incineran 24,6 toneladas de drogas incautadas en los últimos dos meses

Las autoridades incineraron este viernes un total de 24,6 toneladas de drogas, la gran mayoría cocaína, en una reafirmación de la lucha antinarcóticos del Gobierno panameño

Unidades de la Policía Nacional destruyen este viernes, 24.6 toneladas de drogas en la desembocadura de Río BayanoEFE

Las autoridades  incineraron este viernes un total de 24,6 toneladas de drogas, la gran mayoría cocaína, en una reafirmación de la lucha antinarcóticos de Panamá, dijeron funcionarios policiales.

La destrucción de las 20 toneladas de cocaína y de las 4,6 toneladas de marihuana, de acuerdo con los datos oficiales, se llevó a cabo en un sector de la desembocadura del río Bayano, unos 70 kilómetros al norte de la capital panameña.

El mayor de la Policía Nacional Guillermo Suiki dijo en el lugar a los periodistas que este viernes fue incinerada la droga incautada por todas las fuerzas de seguridad del país en los "últimos dos meses".

"Es una situación sin precedentes", dijo Suiki, ya que la cantidad de droga destruida se asemeja a la incinerada en septiembre pasado (26,2 toneladas) pero que fue incautada en cuatro meses.

Panamá "reafirma el compromiso con la lucha contra el narcotráfico", dijo el jefe policial, que destacó el trabajo en ese sentido de la Policía Nacional, del Servicio Nacional Aeronaval (Senan) y del Servicio Nacional de Fronteras (Senfront).

La destrucción de la droga este viernes involucró decenas de policías, funcionarios de los ministerios de Salud y Ambiente y del Ministerio Público de Panamá.

Panamá es utilizado por los grupos trasnacionales del narcotráfico como puente para trasegar la droga que se produce en el sur del continente y tiene como principal destino Estados Unidos, el mayor consumidor de cocaína del mundo.

En 2017, Panamá decomisó al menos 84,6 toneladas de droga, la mayoría cocaína, una cifra récord de acuerdo con los datos oficiales, mientras que en 2018 fueron al menos 73 toneladas.

La Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) divulgó el pasado agosto un informe según el cual los cultivos de coca se redujeron en la vecina Colombia en 2018 al pasar de 171.000 hectáreas a 169.000, pero siguen en sus cifras más altas desde que comenzaron a calcularse.