Temas Especiales

04 de Aug de 2020

Nacional

El año pasado se emitió una decisión judicial por día por juez

Calidad y cantidad. De ambos carecen los fallos de la justicia panameña. La mora judicial sobrepasa cada vez más el casi estático esquema de jueces y personal de apoyo que evacúa los casos. Y encima, el tráfico de influencias y la asfixia presupuestaria del Ejecutivo

El año pasado se emitió una decisión judicial por día por juezShutterstock

El año pasado se emitieron 200,000 decisiones por parte del Órgano Judicial.

Esto representa, en palabras del magistrado de la Corte Suprema de Justicia Olmedo Arrocha, un promedio de 33.3 decisiones por mes, o una sentencia por juez por día, teniendo en cuenta que de los 5,500 funcionarios que tiene ese órgano, 505 son magistrados y jueces.

El año pasado se emitió una decisión judicial por día por juezShutterstock

Inventario de jueces y magistrados

De los 5,500 funcionarios que tiene el Órgano Judicial, 505 son jueces y magistrados; es decir, 9.18% del engranaje es el que decide, a la postre, la suerte de los casos.

Según cifras oficiales hasta octubre de 2019, 71 jueces estaban en Tribunales Superiores; 312, en Juzgados de Circuito; 113, en Juzgados Municipales; y los 9 magistrados del Pleno de la Corte.

Del total, 40.8% son hombres y 59.2%, mujeres.

El año pasado se emitió una decisión judicial por día por juez
El año pasado se emitió una decisión judicial por día por juez

¿Más fallos = más eficiencia?

Viniendo de la misma Corte, resulta interesante la estimación de eficiencia en base al número de fallos que se emiten. Pero como el número de denuncias también va aumentando cada vez más, para tener un contexto integral del asunto habría que cotejarla con la mora judicial. Esto, sin dejar de analizar factores como la capacidad y experiencia de los jueces, su equipo de trabajo, los recursos con que cuentan para ejecutar el trabajo, entre muchos otros.

El año pasado se emitió una decisión judicial por día por juez

“Aquí queda retratado lo raquítico que está el sistema. La falta de recurso es estructural; se necesitan más jueces, fallos más expeditos, pero de mayor calidad”,

LUIS VÁSQUEZ
ABOGADO PENALISTA Y CONSTITUCIONALISTA

En cuanto al movimiento de expedientes, el año pasado el Judicial heredó de años anteriores 109,115 casos. Se resolvieron en sentencias y autos, 117,268.

Pero ese año ingresaron 98,084 nuevos casos y este año, otros 63,019. La mora judicial hasta octubre era de 81,409 casos.

Para el abogado y aspirante a Defensor del Pueblo Alfonso Fraguela, la medición de eficiencia por cantidad de fallos es algo relativo y depende mucho de la complejidad de los procesos, justo por la mora judicial; que dice “ha sido acumulativa, y aunque se tenga la mejor disposición, depende mucho del volumen del expediente y la cantidad de recurso humano”.

Fraguela apunta a la necesidad de dotar de recursos económicos para crear más juzgados y dotar de más personal al Órgano Judicial.

Sobre el tema, el abogado penalista Luis Vásquez tiene una metáfora: si hay dos personas y un pollo, una de ellas se come el pollo entero y la otra no come nada; una queda llena y la otra, con hambre, pero estadísticamente cada una comió medio pollo. Así ilustra el abogado que si hay un juez que emite cinco fallos y otro que no emite ninguno, o que haya uno, dos o tres sentencias por juez, “no puede considerarse satisfactorio viendo la cantidad de expedientes que hay por juzgar”.

Según el jurista, por lo menos Arrocha se está preocupando por dar algún detalle de la situación del sistema judicial, mismo que calificó “en cuidadados intensivos”.

Falta de recursos

Otra debilidad del Órgano Judicial en la que coinciden varios juristas consultados por La Estrella de Panamá es la falta de recursos suficientes para operar y evacuar todos los casos. Pero más allá de nombrarlos, para Vásquez, por ejemplo, la raíz del problema radica en el presupuesto, que está sometido finalmente a la discrecionalidad del Ministerio de Economía y Finanzas. ¿Cómo un Órgano del Estado debe estar sometido a un ministerio?; esto va a seguir igual si no se le garantiza un presupuesto mínimo, vaticinó el penalista.

Los tres nuevos magistrados que tomaron posesión esta semana, y que llegaron a la Corte tras un largo proceso de selección, entran por las puertas del Palacio Gil Ponce con altas expectativas sobre sus espaldas.

Y es que en el imaginario panameño —muy tendiente a busca caudillos que resuelvan todos los problemas— se piensa erróneamente que los tres nuevos entogados enderezarán todos los entuertos, o al menos los más visibles, que hay en la Corte.

El año pasado se emitió una decisión judicial por día por juez

“El sistema colapsó. En la Corte se debe permitir que cada año haya un nuevo presidente sin elección. Que se roten anualmente, como pasa en el Tribunal Electoral”,

EDGARDO MOLINO MOLA
EXMAGISTRADO DE LA CORTE SUPREMA

Así, se hace atinada la frase del escritor francés Jean de la Bruyère: “Una cualidad de la Justicia es hacerla pronto y sin dilaciones; hacerla esperar es injusticia”.

Basta una llamada para congelar un caso

Estancamiento

El exmagistrado de la Corte Suprema Edgardo Molino Mola, quien conoció al monstruo por dentro, relaciona la mora judicial directamente con la capacidad de la persona que está ejerciendo como juez y su personal de apoyo. “Si tiene buena capacidad y buen apoyo, una vez que se ponga a estudiar el caso lo puede resolver en diez días o una semana”.

Sin embargo, en el caso del Pleno, las decisiones dependen de nueve magistrados, y en el caso de las Salas, dependen de tres. Molino Mola contó que en el Pleno, el magistrado tiene que poner la sentencia a circular en los despachos de cada uno de los ocho magistrados. Aparte de estos fallos que debe leer, tiene los suyos por emitir. Si todos están de acuerdo, salen rápido, pero si se le hacen observaciones, la cosa demora más, espetó.

El año pasado se emitió una decisión judicial por día por juez

“Es un tema relativo y depende mucho de la complejidad de los procesos. Se necesita dotar de más recursos económicos para crear mas juzgados y dotarlos de más personal”,

ALFONSO FRAGUELA
ABOGADO Y ASPIRANTE A DEFENSOR DEL PUEBLO

El embudo está, según el exmagistrado, en la demora que tienen los casos cuando van a lectura. “Eso depende mucho del que esté presidiendo la Corte, quien es el que debe exigir que se lean rápido”, y a modo de ejemplo puso un fallo, ya emitido pero que ha estado “en firma” por más de cuatro meses.

Incluso, afirmó que hay casos que los magistrados congelan porque “alguien” los llamó.

Molino Mola atribuye esa especie de pacto de no agresión al hecho de que “nadie quiere pelearse con los demás”.