Temas Especiales

30 de May de 2020

Nacional

Presos están aislados en pabellón que había sido clausurado por insalubridad

La Defensoría del Pueblo reveló que los dos privados de libertad infectados con el nuevo coronavirus fueron aislados en el Pabellón 10, el mismo que previamente había sido cerrado por insalubre. 

Visita a centro carcelario
Visita a centro carcelariocedida/DP

Tras los disturbios en la cárcel Nueva Esperanza, ubicada en la provincia de Colón, y la noticia del contagio de dos privados de libertad en ese penal con el nuevo coronavirus, una delegación de la Defensoría del Pueblo visitó el lugar.

En un informe de la entidad, donde también citan la participación de personal del Mecanismo Nacional para la Prevención de la Tortura, plantean la preocupación que existe en el centro carcelario porque entre los detenidos hay personas más vulnerables a la infección,  con problemas de hipertensión, diabetes y adultos mayores. 

El mismo informe señala que la directora del centro penitenciario de Nueva Esperanza, Leysa Ramos, había estudiado algunos lugares que podían ser habilitados para aislar a los afectados, pero ante la premura tuvo que rehabilitar el pabellón 10, uno que previamente se había clausurado por estar insalubre. "Pero no tengo más lugar", dijo según el reporte de la Defensoría del Pueblo.

Otros problemas que salieron a relucir en la visita fueron el del hacinamiento, la inconformidad de los detenidos con la cantidad y la calidad de la comida, la insalubridad, entre otros. 

Por parte del personal que trabaja en el penal, éstos expresaron su preocupación por la falta de agua potable y la escasez de insumos médicos para atender a privados de libertad con problemas respiratorios.

Tras la visita, la delegación entregará un pliego de peticiones a la ministra de Gobierno, Janaina Tewaney. La administadora del penal también espera la respuesta a las solicitudes de rebaja de penas y cambios de medida que envió.