Temas Especiales

12 de Jul de 2020

Nacional

CSS investiga pérdida por $8 millones en medicamentos e insumos dañados o vencidos

En los últimos cinco años la CSS invirtió cerca de $176 millones adquiriendo programas tecnológicos que no están articulados entre sí

Lauco
Según Lau Cortés (centro) se detectó un control inadecuado del inventario, por lo que hubo pérdidas de insumos o medicamentos que estaban vencidos o dañados.Roberto Barrios|La Estrella de Panamá

El Director de la Caja de Seguro Social (CSS), Enrique Lau Cortés informó que la entidad investiga la pérdida de al menos $8 millones en medicamentos dañados o vencidos en el Complejo Hospitalario Metropolitano Arnulfo Arias Madrid.

Lau Cortéz, quien tiene siete meses y medio en el cargo, manifestó que cuando llegó a la entidad, además de las dificultades en el tema financiero en el subsistema de reparto definido del programa de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM),  encontró problemas con el expediente clínico electrónico, lo que llevaba a no saber el consumo de los medicamentos y los insumos.

“Había un control inadecuado del inventario como pérdidas de insumos o medicamentos que se vencían o que se dañaban”, indicó.

Esto señaló, obviamente creaba una afectación y en el Complejo Hospitalario Metropolitano, por ejemplo, se encontró en una auditoría $2 millones en pérdidas en el salón de operaciones y $6 millones en almacén, ya sea porque medicamentos o insumos se dañaron o se vencieron. “Eso está en una auditoría, que está en una investigación”, afirmó.

El funcionario detalló además que había otro problema, "muy serio" y es el hecho de que en los últimos cinco años la CSS invirtió cerca de $176 millones adquiriendo una serie de programas tecnológicos que están en la entidad, pero que no se articulaban entre sí.

“Algunos de estos programas han caído en la obsolescencia, algunos de ellos no han sido actualizados y ésta es una de las tareas fundamentales que tenemos que hacer”, indicó.

Ese rezago tecnológico, manifestó, es lo que produjo no tener los estados financieros auditados y refrendados a tiempo para poder hacerle frente al problema de iliquidez que existe en el subsistema de reparto definido del programa de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM).