Temas Especiales

17 de Jun de 2021

Nacional

Pagos millonarios a abogados por mediar en la concesión

Sin contrato de por medio, un pacto de palabra, Hugo Torrijos, abogado, cobró a André Rabello una suma millonaria, que terminó en diferentes sociedades anónimas de terceros, por mediar en la compra de la concesión de la autopista Panamá-Colón. El brasileño alega que desconocía que el jurista ocupaba un cargo público para la época

Pagos millonarios a abogados por mediar en la concesión

El abogado Hugo Torrijos abrió las puertas de Odebrecht con la empresa mexicana Pycsa, de quien la brasileña adquirió la concesión de la autopista Panamá-Colón por un costo aproximado de $215,8 millones, según Gaceta Oficial. André Rabello, el colaborador estrella de la Fiscalía Especial Anticorrupción en el caso de sobornos pagados por la constructora Odebrecht a políticos panameños, narra detalles sobre la intervención del abogado (fallecido en 2010) a la fiscal Zuleyka Moore y a la 'Procuradora', sin identificar, en la continuación de la ampliación de la colaboración realizada el 20 de marzo de 2019.

ZM: ¿En qué mes de 2008 se hizo el pago de $5,5 millones a favor de la firma de Hugo Torrijos?

AR: Yo quiero hacer una corrección. Por búsqueda que hice, se pagaron a las empresas que él pasó, de los cuales yo identifiqué a Vernell, Marpesca y Mundial de Valores. Porque él pidió los pagos por fuera. Yo tengo que contar una pequeña historia, porque creo que ayudará a aclarar. Disculpen si me demoro, pero creo que les ayuda a continuar con la investigación. Hubo un momento, durante esas conversaciones con Hugo Torrijos, que él vino con ese socio de él, que ellos eran abogados de Pycsa y estaban negociando, incluso, ya habían ofrecido para España la concesión. Era una concesión en el anillo norte de la ciudad que unía a Panamá y Colón. Solo que él hizo el anillo norte que era más rentable, generaba más dinero, tenía más flujo de carros, y Panamá-Colón hizo 14 kilómetros y paró. Creo que en 1995. El proyecto permaneció 9 años parado. Él justificaba eso porque hubo un accidente con niños, un puente se cayó y mató a cinco niños o algo así. Pero en realidad nosotros sabíamos que era por problemas financieros. Eso ya lo habíamos evaluado a lo largo del estudio que se realizó.

Hubo un momento que ellos quedaban como abogados de Pycsa, y yo, quizás un error de mi parte, contraté por mi contabilidad, allí fue una contratación directa contable, yo creo que fue la oficina del socio, de ese Alejandro. Y pagaba una mensualidad a él, y quedó acordado en aquel momento que se le haría un pago final por terminación del negocio. Esos, lo repito nuevamente, eran pagos a una empresa privada para comprar otra empresa que era una concesión.

En algún momento, no recuerdo exactamente en qué mes de 2005, nuestro equipo jurídico interno llegó a condenar es tipo de... la forma en que se hacían las cosas, porque había conflicto de intereses.

Ellos no podían ser abogados de Pycsa y de Odebrecht al mismo tiempo. Yo pensaba al momento que acepté eso por algunos meses que eso estaba facilitando, pero confieso que fue un error de mi parte. Nuestro equipo jurídico estaba en lo correcto. Porque la cosa estaba medio enredada, se veía que estaban dando vueltas y yo gastando el dinero en investigar la obra, geología, hidrología del proyecto y las cosas no llegaban a ninguna conclusión.

Entonces llegó un momento donde dijimos vamos a parar, escoja. Esa fue la conversa que tuvimos con Hugo Torrijos y su socio. ¿Van a ser abogados de Pycsa o de nosotros? Ellos, de forma correcta dijeron que ya venían con Pycsa y que continuarían con ellos.

Entonces contratamos a otro bufete de abogados para apoyarnos, allá en Panamá, en la conclusión del negocio. Luego, explicando eso yo quería aprovechar para responder lo siguiente, el último pago realizado por ese cargo, que era por fuera, como ya lo expliqué, fue en febrero 25 de 2008. Ahora veamos, esa planilla, como esa conversa, Procuradora, ya se realizó antes, ese documento ya se entregó a ustedes, esa planilla ya se entregó a ustedes el año pasado. Pero lo raro es que yo, investigando ayer otra pregunta que viene más adelante, veo lo siguiente. Por alguna razón, yo no sé explicar ese trámite que tal vez el DOE puede ayudar a explicar mejor, la orden de pago está con una fecha. Yo traje un ejemplo. Día 11, y aquí en la planilla entiendo que es el día en el cual llegó el dinero está con fechas diferentes.

Ambas salieron el día 11 y aquí está el 18 una y otro el día 22. Yo no sé explicar por qué pasa eso. Porque ese trámite nunca lo conocimos, solo entendimos algo después de 2016. Usted debe tener ese documento ya.

Entonces, la última fecha fue 25 de febrero de 2008, comenzando el 15 de marzo de 2007. En realidad, aprovechando para aclarar, ya que ustedes tienen ese documento. Están viendo que mi suma no es $5,5, sino $5,7 millones. Lo que yo recuerdo es que, a finales de 2007, creo yo, él vino con un estado de cuenta que llegó tanto, falta tanto y ese número no coincidía. Yo no tenía un contrato firmado con él, es bueno que eso quede claro. Todo fue de palabra, una conversación.

“En realidad, aprovechando para aclarar, ya que ustedes tienen ese documento. Están viendo que mi suma no es $5,5, sino $5,7 millones. Lo que yo recuerdo es que él vino con un estado de cuenta que llegó tanto, faltan tanto y ese número no coincidía. Yo no tenía un contrato firmado con él, es bueno que eso quede claro. Todo fue de palabra, una conversación”.

Creo que hubo un acta de reunión, pero yo en aquel momento no tenía. Quedó así, yo no sé quién tiene, si era Alejandro o quién, al final nunca se encontró. Entonces él decía que el número que faltaba era algo como... Que el número en que se había cerrado era $6 millones, y yo le decía que fue $5,5 millones y generó una discusión, en verdad muy fuerte. Nosotros tuvimos desacuerdos muy fuertes sobre esa diferencia de $500 mil. Debo haber terminado aceptando esos $200 mil.

Procuradora: ¿Usted quiere hablar?

Abogado Renato Mello: Solo para aclarar, la fecha que se mencionó de enero de 2008, no fue de pago completo de $5 millones, fue el último pago parcial que completó un monto de... aproximado, esos cuadros ya fueron enviados a la fiscalía por la empresa.

AR: Pero es $5,7 no es $5,5 millones. Incluso esa discusión nosotros ya estábamos viendo la posibilidad de otros negocios juntos. Él era una persona que tenía mucho contacto con temas, su bufete era direccionado a temas navales, creo que abanderamiento de buques. Mucho trading, que él comentaba con China. Y muchos negocios también con empresas portuarias. Yo recuerdo que su especialidad era esa. Él incluso me estaba ofreciendo otros negocios privados en el área de puertos. Me quería poner en contacto con... no recuerdo más las empresas que había en la época, pero eran privadas para evaluar ampliaciones y por la discusión terminó y nos apartamos un poco, pero eso fue ya al final de los pagos, en el año 2007-2008.

Pagos millonarios a abogados por mediar en la concesiónILUSTRACIÓN: JAM PIERRE

ZM: ¿Durante ese periodo de pagos de marzo 2007 a febrero 2008, usted llegó a saber que él pasó a ser funcionario, Torrijos?

AR: No, yo nunca llegué a saber que él era funcionario. Nunca lo supe, nunca me comentó, para mí era un abogado. ¿Era funcionario?

ZM: Sí.

AR: ¿Qué era?

ZM: Era director de la Autoridad Marítima.

AR: Ok, eso nunca se divulgó.

Procuradora: ¿Cuál es el nombre de esa firma de abogados y cuál es la dirección?

AR: Yo recuerdo que era Marbella. Marbella es un barrio. Pero dirección exacta no recuerdo. Pero no es difícil para ustedes identificar. No recuerdo realmente, solo recuerdo que era en Marbella. Las reuniones en su oficina fueron pocas, la mayoría fueron en Pycsa o en mi oficina.

ZM: ¿Cuántas reuniones fueron más o menos?

AR: Quizás 8 o 9 veces. Pero yo no sabía que él ocupaba algún cargo público. Él nunca lo divulgó ni tampoco nunca usó eso para... Ese negocio era en realidad con ... un negocio privado entre dos empresas, nunca lo supe.

ZM: ¿Él nunca dijo que era familia del presidente en ese periodo?

AR: Mire, por su apellido claro, sí sabía. Pero lo que me consta es que era un pariente distante, un primo de tercer grado.

“Él nunca llegó a decírmelo, pero claro que uno ve Torrijos y Torrijos, y uno pregunta a algunas personas. Unas decían que él era primo en tercer grado de consanguinidad, pero era una persona que no tenía una buena aceptación por el presidente por cuestiones familiares”.

ZM: ¿Nunca le mencionó que lo era?

AR: No, él nunca llegó a decírmelo, pero claro que uno ve Torrijos y Torrijos, y uno pregunta a algunas personas. Unas decían que él era primo en tercer grado de consanguinidad, pero era una persona que no tenía una buena aceptación por el presidente por cuestiones familiares, era lo que me contaban. Porque Torrijos, es una cosa incómoda de hablar, pero era como un hijo... ese era el presidente. Y él, Hugo, era de la familia oficial, y por eso tenían problemas con relación a eso. Bueno, eso era lo que comentaban.

Procuradora: Usted explicó el 10 de agosto (2018) que autorizó el pago a favor de Hugo Torrijos, ¿a quién pasó de la DOE la orden de pago?

AR: Bueno, no sé si voy a responder bien, está un poco confuso, pero aquí del DOE fue pasado el pedido. Mire, yo no sé confirmar, eso tiene más de 12 años, muy probablemente ese pago fue pasado, no recuerdo exactamente si fue por mí, a Luiz Soares, porque eran las personas que se encargaban de Panamá.

Procuradora: Luego de 10 meses desde su último testimonio, tiene presente ¿cuál era el negocio que estaba desarrollando Marpesca en Corozal? Con lo que nos daría luces de quiénes recibieron el beneficio por el pago del DOE...

AR: Bueno, yo tengo que comentar otra cosa que es lo siguiente: él llegó primero con la cuenta, él no llegó con las tres cuentas al mismo tiempo. Primero con una y después con Marpesca. Cuando llegó con la cuenta de Marpesca, él hace el comentario de que este es un negocio que si resulta, incluso pueda ser que yo entre de socio, esta cuenta aquí es para... como si fuera un estado de cuenta con otro empresario para asociarse en un estudio de proyecto en Corozal, como ustedes ya me preguntaron aquí.

Él me presentó ese proyecto y al principio iba a ser una planta de procesamiento de pescado y un pequeño puerto. Por lo que me recuerdo eso se refería a una industria, planta de procesamiento de pescados, peces, y un puerto pequeño. Entonces, por lo que me recuerdo eso se refería a una industria, planta de procesamiento de pescados, más un puerto. Era un proyecto que en su momento, para el perfil de nuestra empresa era pequeño y no seríamos competitivos y por eso él fue, digamos, rechazado por nuestra empresa, no seguiríamos adelante con eso.

Esa Marpesca, en su época yo tampoco la conocía, pero yo creo que es objeto de investigación hace un tiempo y ya se filtró en algunos periódicos que ella pertenece a una empresa de una familia griega, esa información que yo estoy viendo de los periódicos que salieron creo que el año pasado, algo así, ya fruto de las investigaciones locales, creo yo, no sé exactamente así, pero entonces pertenece a una familia griega, si no me engaño Lymberópulos, ok, no sé si estoy equivocado.

“Esa Marpesca, en su época yo tampoco la conocía, pero yo creo que es objeto de investigación hace un tiempo y ya se filtró en algunos periódicos que ella pertenece a una empresa de una familia griega”.

En esa época en sí yo no me recuerdo haber conocido a ningún Lymberópulos, pero posteriormente sí conocí a un señor Fotis Lymberópulos que tenía un hijo que estudiaba en el mismo salón de mi hija, e incluso, él llegó posteriormente a preguntar si yo quería... él tenía un negocio de alquiler de helicópteros, creo yo, y por una, dos, tres o cuatro veces me ofreció helicópteros para fiscalización de obras; yo nunca lo contraté.

Después me pidió si yo podía prestarle un director de otro país, de Perú. Que él sabía, por medio de colegas, que estaba haciendo, digamos, contratando varios helicópteros y que él quería... Yo creo que yo llegué hasta a ponerlos en contacto, pero en aquella época, por esa relación que teníamos recuerdo era de la escuela, porque nuestros hijos estaban en la misma escuela y lo veía en algunos eventos. Siempre estaba presente en ese grupo del PRD, pero yo no sé realmente qué relación tenía con ellos. Si tenía negocios o algo así.

ZM: ¿Entonces usted sí lo veía?

AR: Sí, como ya dije algunas veces, pero en la escuela de nuestros hijos, evento, y creo que él fue a hablar sobre su empresa de helicópteros en algún momento, pero eso ya fue posteriormente, incluso a esos pagos.

ZM: ¿Y habló sobre eso con él alguna vez?

AR: No, con él no. No que yo recuerde.

ZM: ¿Quién recibía ese beneficio de pago que era de la empresa que usted mencionó a Hugo Torrijos?

AR: Marpesca fue el pretexto que él utilizó. Yo no sé exactamente si era así. Yo realmente estuve con Fotis después sobre el tema de helicóptero, yo no recuerdo que él haya hablado sobre eso en ningún momento. No me consta, no recuerdo. Déjame dejar algo claro, a veces, puede haber pasado, ya tiene bastante tiempo, de él haber comentado: estoy mandando las empresas, y mandó a otra persona entregar. Eso también pudo haber pasado, como ya expliqué al inicio.

Procuradora: ¿Quién entregó la orden de pago de Mundial de Valores, Marpesca, Verdell, Guibert?

AR: Creo que fue lo que acabé de responder.

Procuradora: ¿La 12 también?

AR: Sí.

Procuradora: ¿En cuántas oportunidades se reunieron con Carlos Ho?, ¿dónde y por qué?

AR: Veamos, lo que yo recuerdo de Carlos Ho... Voy a contar una pequeña historia y así respondo varias cosas. Carlos Ho fue contratado, si no me engaño, a finales de 2006/07 para fiscalizar la obra de la autopista. Es lo que recuerdo, me puedo equivocar en algo, su objetivo era ese. Yo no era el gerente de la obra, es decir, el responsable del proyecto. Dentro de sus funciones, Ho fue contratado para ser un fiscalizador de ese proyecto que era de mayor magnitud en aquel momento, después vinieron otros más grandes del gobierno y ellos quisieron poner una persona exclusiva para fiscalizar la obra.

“Ho fue contratado para ser un fiscalizador de ese proyecto que era de mayor magnitud en aquel momento, después vinieron otros más grandes del gobierno y ellos quisieron poner una persona exclusiva para fiscalizar la obra”.

La convivencia de él en el día a día era con el equipo, no con mi persona. Mis tareas eran direccionadas al sector estratégico-empresarial. Mis contactos eran empresarios, formadores de opinión, ejecutivos de empresas, presidentes de empresas públicas, ministros, presidentes de la República. O sea, básicamente ese era mi trabajo, además de estar liderando el equipo de las obras por medio de un encargado de cada obra.

Cada obra tenía su propio equipo. Entonces, él no era una persona, incluso está en mi declaración, una persona de mi día a día, él era el día a día de la obra. Mis reuniones o conversas donde él se encontraba presente, básicamente se daban de tres o cuatro formas: Uno, cuando alguien de la obra tenía algún problema más complejo, algún tema que no lograba resolver, sea el mismo técnico o financiero, entonces me llamaban para que diera apoyo en una reunión que estuviese tratando ese tema. Entonces esa es una posibilidad. Pero, si se refiere a ese periodo, no recuerdo cuántas veces tuve reuniones, puede haber sido unas cuatro, tres a cinco. No era un número grande como esa.

Otra forma que podría haber estado con Carlos Ho, que eso sí era más frecuente, era cuando había un evento especial dentro de la obra, un hormigonado más difícil, algo que yo debía asistir. El lanzamiento del puente sobre el río Chagres, que fue algo inédito en el mundo de la ingeniería. La forma en que nosotros lanzamos el puente del río Chagres, todo mundo quería verlo. O cualquier otro tipo de evento más importante que había, yo iba a la obra para mirar, y él claro, siendo la contraparte, también iba. También en evento de firma de contrato o del inicio de la obra o inauguración de la obra. Básicamente eran esas las veces que recuerdo. O si alguien de la obra me llamara porque necesitaba algún tipo de refuerzo. Pero no era una persona de mi día a día, no era una persona que yo tenía un contacto más fuerte.

Es importante también decir lo siguiente: enseguida, más o menos un año después, creo que él subió de cargo para el cargo de director de proyectos especiales y empezó a fiscalizar otras obras también que no eran de Odebrecht, eran de otros contratistas. Pero creo que eso fue un año y medio después. Eso es lo que básicamente recuerdo de él, además de lo que está en mi declaración.

ZM: En el periodo de octubre y diciembre de 2016, ¿nunca se reunió con Carlos Ho, fuera de esas reuniones que mencionó?

AR: Mire, octubre y diciembre de 2016 estábamos haciendo, que yo recuerde, unas 3 o 4 obras que estaban bajo su fiscalización. El Casco Antiguo, creo que había algo allí. Unos viaductos que hicimos en Panamá La Vieja, de Santiago, Viguí, no sé si había alguna otra obra. Eran de 3 a 4 obras. Es posible que haya existido alguna reunión, pero con seguridad debe haber sido con otra persona. Solito con él no recuerdo ninguna reunión. Sinceramente no recuerdo.

Procuradora: En lo concerniente a los pliegos de cargo vinculados a las obras ejecutadas por Odebrecht en Panamá, ¿de dónde procedían estos?

AR: Lo que yo entendí aquí de la pregunta. Por lo que yo entiendo, los pliegos de cargo, o los criterios de los pliegos de cargo venían o del Estado o de una empresa privada que generalmente el Estado contrataba, subcontratado, privado. Tipo, eso es lo que yo sé. Tipo empresa que ustedes ya hasta me preguntaron Halcrow, Louis Berger, empresas locales panameñas, colombianas, españolas, Yesa hizo algo también. Básicamente venía de un lado o de otro. A lo largo de esa licitación se intercambiaban informaciones entre los que competían y esas mismas empresas. Eso siempre fue así. Es lo que yo sé.

Procuradora: Indique quién es el beneficiario final que se identifica como Villa Loly...

AR: Si ustedes me permiten, yo podré responder la 15 y la 16 también juntas porque son cosas... ¿puede ser?

ZM: Sí. Indique quién es el beneficiario final que se identifica como Logaro.

AR: Vuelvo a repetirlo, como yo recibí esto el lunes, ayer martes yo pedí para dar una ojeada porque de ninguna manera yo recordaba las otras más o menos, una cosa u otro tuve alguna dificultad de entender. Otras ya entendí.

Con relación a eso no recordé ninguna manera que existían esos nombres. Entonces yo le pedí al ambiente que cuida las pruebas, el Drousys, que me hiciera una búsqueda con esos nombres. Y entonces me salieron dos pagos, pero estoy seguro que deben existir otros con referencia bajo Villa Loly y Logaro. Estoy seguro de que deben existir otros donde el beneficiario final, imagino yo, no sé decir si es el final o no, como Mundial de Valores. Está escrito en las órdenes de pago. Esos documentos ustedes los tienen en sus manos, ya fue enviado el año pasado. La empresa los envió el año pasado. Entonces vean bien, está así, beneficiario Mundial Valores por las fechas, por las planillas de pago eso tiene que ver con los pagos del abogado Hugo Torrijos, que cobró por haber vendido la concesión.

Yo no recuerdo de ninguna manera ni qué es Logaro, ni qué es Villa Loly. Conversando con los que cuidan el sistema y entienden, yo les pregunté qué podría ser eso aquí, con una referencia. Ellos me dijeron que eso puede ser como una cuenta clave, una cuenta secreta, una subcuenta de Mundial de Valores o que está bajo confidencialidad de la misma institución financiera, que no sé decir si es banco o qué es. Una subcuenta, porque vean, el control de la empresa ella sale siempre como Mundial de Valores, no como Loly ni Logaro. Hay que mirar eso, que yo no tuve tiempo de hacerlo. Pero ustedes lo pueden hacer, ya tienen las cosas, si todas las cuentas de Mundial de Valores tienen la misma referencia Logaro y Loly. ¿Ustedes lo hicieron?

ZM: No.

AR: Entonces sería la primera cosa por hacer, si todas tienen la misma cosa. Logaro, Villa Loly o hasta tenga otra.

No se pierda el lunes Rabello menciona sus nexos con políticos