Temas Especiales

30 de Jun de 2022

Nacional

Delegación del Conep impresionada por desarrollo del Sahara marroquí

Identifican oportunidades de negocios en sectores como energías renovables, agricultura, pesca, logístico y turismo. Promueven mayor intercambio empresarial para fortalecer las relaciones con Marruecos

En visita a la ciudad de Dajla, el presidente del Consejo Nacional de la Empresa Privada de Panamá (Conep), Rubén Castillo Gill, dijo haber quedado “sorprendido e impresionado por el nivel de desarrollo socioeconómico” de esa provincia del Sahara marroquí.

Castillo Gill y Luis Antonio Chalhoub Moreno, también del Conep, estuvieron la semana pasada en Dajla, considerada la capital económica del Sahara, y se reunieron con el presidente de la Cámara de Comercio, Industria y Servicios de esa ciudad y el director del Centro Regional de Inversiones, Mounir Houari.

La delegación panameña también sostuvo conversaciones con el gobernador de la provincia de Dajla-Oued Eddahab, Lamine Benomar y el presidente del consejo municipal de Dajla, Erragheb Hormatollah.

Al final de la visita, según la prensa marroquí, Castillo Gill identificó oportunidades de negocios en sectores como las energías renovables, la agricultura, la pesca, el portuario y el turismo. Resaltó la importancia de intensificar el intercambio de visitas de actores de las economías marroquí y panameña para fortalecer las relaciones bilaterales.

Durante la visita, los representantes del Conep fueron informados de las masivas inversiones en abastecimiento de agua potable, electricidad, construcción de carreteras, puertos, escuelas, hospitales y aeropuertos, realizadas en las provincias del Sahara marroquí dentro de un amplio programa de desarrollo impulsado por el rey Mohamed VI.

La delegación panameña fue informada de megaproyectos que se ejecutan en la región como el parque eólico de 900 megawatts, el puerto Atlántico de Dajla -que se construye a un costo de $1,500 millones- la Zona Franca de África Occidental y la desalinización de agua de mar para regar 5,000 hectáreas de tierra agrícola.

Dajla cuenta con unas 200 empresas instaladas en su zona portuaria, de donde sale el 75% del pescado y molusco que consume y exporta Marruecos.

El desarrollo portuario y la industria pesquera desarrollada por Dajla en los últimos años, comprende aspectos de conectividad e infraestructura logística. La región de Dajla-Oued Eddahab, coloca a la ciudad como un polo económico africano y puente entre África, Europa y las Américas.

Además, esa paradisíaca ciudad de 100,000 habitantes, situada en una estrecha península del Atlántico, a 1,800 kilómetros de Rabat, la capital marroquí, y a 400 kilómetros de la frontera con Mauritania, es un atractivo turístico de fama mundial. Las bondades de sus aguas termales son reconocidas y es punto de encuentro de quienes practican kiteboarders y surfcasting.

Renovar relaciones con Marruecos

Analistas consideran que ese tipo de acercamientos desde el ámbito de intereses comerciales, es importante en momentos en que las relaciones bilaterales demandan un renovado impulso alejado de las posturas ideológicas.

Las autoridades marroquíes plantean, al mismo tiempo, que sin lealtad a la causa nacional del Sahara las relaciones de Rabat con otros países no avanzan.

Un paso en ese sentido lo dio en marzo pasado el diputado Crispiano Adames, presidente de la Asamblea Nacional, al felicitar la decisión de España de reconocer la soberanía de Marruecos en el Sahara y su propuesta autonómica para esas provincias.

La postura de España es cónsona con la adoptada por Estados Unidos, Alemania, Francia, otras naciones de Europa, África, países árabes y las principales democracias de América Latina, que reconocen el plan de autonomía para el Sahara presentado en el 2007 por el rey Mohamed VI ante el Consejo de Seguridad de la ONU.

Adames su sumó a la propuesta marroquí para resolver el diferendo del Sahara y consideró que representa “la plataforma más objetiva, responsable, real y pertinente en la búsqueda de soluciones con paz e integridad nacional, apegadas al Derecho Internacional”.

Las declaraciones de Adames significan un giro en la cúpula del PRD donde una facción encabezada por exsecretario general, Pedro Miguel González, derrotado en las pasadas elecciones internas de ese partido, había mantenido una línea política hostil hacia Marruecos. González respaldó a Argelia y su guerrilla separatista conocida como frente Polisario, contra Marruecos, siguiendo el paso de Cuba, Nicaragua y Venezuela en Latinoamérica.

Adames, es el nuevo vicepresidente del PRD y el diputado del Parlacen, Rubén De León, fue elegido como secretario general de ese colectivo político. De León ha tenido una postura pragmática hacia Marruecos, al igual que el diputado Benicio Robinson, de quien Adames es aliado, y que retuvo la presidencia del PRD.