Panamá,25º

19 de Nov de 2019

Análisis político

Heterarquía: el poder de 'Nito' y Benicio

En política, empero, es momento de negociaciones y la pregunta que cabe es si el gobernante PRD aprovechará esta ventana para ponerse de acuerdo y que todos sus actores trabajen en una misma dirección o seguirán reflejando sus diferencias en los propios actos de gobierno

.Jean Pierre Barría | La Estrella Panamá

Un diputado espetó con franqueza: “¡Aquí manda Benicio!”. Su convencimiento es firme, porque lo vive y lo apoya. La Asamblea es territorio de los diputados y, lejos de lo que era esa mano rígida del Presidente de la República en otros tiempos, allí todos barren para adentro, no importa de qué bancada, de qué partido o si es libre postulación…

Rubén Darío Rodríguez Patiño es profesor de Ciencias Políticas en la Universidad de Panamá. Es un politólogo de los más estudiados y analiza tanto el poder del Legislativo como el del Ejecutivo y resume a Panamá como un país bicéfalo, con una ¡heterarquía en su pleno apogeo!

Esta heterarquía está vigente desde hace dos quinquenios, dice, pero se hizo mucho más presente cuando Pedro Miguel González y Yanibel Ábrego tenían un control bastante férreo en la Asamblea Legislativa, durante el gobierno de Juan Carlos Varela.

Sin embargo, Rodríguez Patiño considera que esa heterarquía en Panamá oscila, es pendular y no necesariamente está trabajando de forma armónica y con un mismo propósito, lo que da pie a las equivocaciones.

“La heterarquía rompe el modelo de la jerarquía. No hay poder, todos los componentes son independientes. Se cambia el concepto de ordenar por el de influir: nadie es amo, todos pueden influir en quien quieran, pero hay libertad de pensamiento. En vez de mando, se habla de relación (pues no existe el poder) y esta es bidireccional (porque es interacción) y horizontal (porque todos son iguales, no hay nadie arriba ni abajo)… Así definen los cientistas políticos la heterarquía. Sin embargo, bien empleadas “las heterarquías son redes, frecuentemente jerárquicas, interconectadas y sobrepuestas con componentes individuales que simultáneamente pertenecen y actúan en múltiples redes y con una dinámica de todo el sistema que gobierna y emerge, precisamente de todo este conjunto de interacciones”.

En Panamá, no obstante, la heterarquía está en plena vigencia, mas los actores no se han percatado de lo que tienen entre manos. Y es que todavía en el país se cree que el Presidente de la República es quien tiene el poder, pero eso no es del todo cierto, porque una gran cuota de poder reside en el Legislativo.

Ahora que está en boga el tema de las reformas constitucionales, Rodríguez Patiño piensa que ese desconocimiento del poder que tiene la Asamblea fue lo que fomentó el embrollo con el que se manifestaron contra esas reformas.

“Y es que todavía en el país se cree que el Presidente de la República es quien tiene el poder, pero eso no es del todo cierto, porque una gran cuota de poder reside en el Legislativo”.

“Lo fomentó la relativa separación de los poderes y autonomía en manos del PRD. Es una circunstancia que pone en peligro el poder político establecido y en ese peligro, está tanto el Ejecutivo como el Legislativo”, dice Rodríguez Patiño.

Y es que la Asamblea se excedió con las reformas al ir más allá y en medio de la convulsión que se vive en América Latina, agrega el catedrático.

Rodríguez Patiño piensa que es peligroso para el mismo gobierno PRD en su conjunto, Ejecutivo y Legislativo, porque “lo que viene después si las reformas constitucionales no se aprueban, es una constituyente y esos que quisieron mantener la ventaja, la van a perder con una constituyente”.

Cada día empiezan a aparecer nuevos brotes de rebeldía, hoy las protestas ya contagian al resto de la República, porque están apareciendo manifestaciones en las diversas provincias. Aquí no sucederá nada de las dimensiones de Ecuador y Chile, pero el escenario se puede tornar muy problemático para el gobierno recién estrenado hace apenas unos meses… “Eso es inusitado y es una crisis que ellos mismos fomentaron desde un polo de poder que es la Asamblea”, sostiene el catedrático.

Sin embargo, ahora el país entró en las fiestas patrias y de fin de año, lo que le da un respiro al Gobierno y al Legislativo. Tendrán que trabajar en conjunto y saber cómo van a sobrellevar este paquete de reformas, porque la suerte está echada.

Del lado del Ejecutivo el poder lo ejerce el presidente Laurentino Cortizo y ¿del de la Asamblea?, se le preguntó a Rodríguez Patiño. El profesor fue categórico y sacó a relucir una similitud con la época de la República romana que funcionaba con dos cónsules. “Aquí, uno de los cónsules es Nito y el otro es Benicio (Robinson), aunque éste último es apoyado por Pedro Miguel que, aunque está muy underground, está muy activo”, dice.

Noviembre y diciembre son meses de fiesta en Panamá. En política, empero, es momento de negociaciones y la pregunta que cabe es si el gobernante PRD aprovechará esta ventana para ponerse de acuerdo y que todos sus actores trabajen en una misma dirección o seguirán reflejando sus diferencias en los propios actos de gobierno. ¡Amanecerá y veremos!