La Estrella de Panamá
Panamá,25º

15 de Oct de 2019

El Papa en Panamá

Jóvenes del mundo le dan la bienvenida al papa Francisco en Panamá

Panamá es a partir de este martes, la sede de la JMJ que se celebra  en esta ocasión con un toque americano

Miles de jóvenes, adultos y niños de al menos 150 países de todo el mundo le dieron la bienvenida al papa Francisco, quien llegó la tarde de este miércoles a Panamá para participar de la versión XXXIV de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) que se celebra por cuatro días en el país del Canal. 
 
El Papa Francisco llegó a Panamá a las 4:16 de la tarde. Al bajar del avión fue recibido por el presidente Juan Carlos Varela, su esposa, Lorena Castillo, miembros del Gobierno Nacional, la jerarquía de la Iglesia católica panameña, la banda de música y conjunto típico del Colegio La Primavera de la provincia de Veraguas, ubicada al centro del país.
Una vez se cumplió con los saludos protocolares a los miembros del Consejo de Gabinete panameño y el séquito que lo acompaña hizo lo propio con el mandatario panameño, Francisco decidió romper con el protocolo.

Mientras su equipo de seguridad le señalaba que debía abordar el vehículo que lo iba a transportar, Francisco decidió mirar hacia otro lado y se acercó a la tarima, donde había un grupo de feligreses de diversas parroquias que agitaban banderas de Panamá y el Vaticano a manera de bienvenida.

Unos minutos antes el papa se había detenido para ver al conjunto típico y escuchar las notas que interpretaba la banda de  música  del colegio La Primavera de Veraguas que fue seleccionado para darle la bienvenida al Sumo Pontífice.

Después de los saludos a los feligreses, cargar y abrazar algunos bebés que se encontraban entre los asistentes que por horas habían esperado su llegada, el papa se dispuso a abordar el auto híbrido, un sedan Toyota que lo esperaba para arrancar la caravana que lo escoltaba.

Lo primero que hizo el papa al subir al auto fue bajar las ventanillas del auto para poder saludar a toda la gente que lo esperaba a lo largo de la Vía Tocumen, primer tramo de su recorrido, rumbo a la Nunciatura Apostólica, ubicada en el área de Clayton a unos 30 kilómetros del Aeropuerto Internacional de Tocumen.

El recorrido de aproximadamente treinta kilómetros, se hizo en dos horas. Durante todo el trayecto hubo jóvenes y personas de todo el mundo que esperaron horas para poder ver desde cerca al líder de los católicos.

El primer tramo del recorrido lo hizo en en un auto sedan y luego en papamóvil, el cual recorrió la Vía España, una de las principales avenidas de la ciudad. Francisco llegó a la Nunciatura, donde pernoctará, unos minutos antes de anochecer.

De esta forma el Francisco se alista para lo que será su participación por cinco días en las actividades propias de la JMJ que concluye el domingo con una misa campal en las afueras de la ciudad en una explanada que ha sido denominada el Campo Juan Pablo II.